Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 15 de febrero de 2017

PERVERSIDAD (DRAMA - 1945)


Resultado de imagen de perversidad de fritz lang

Año:1945

Nacionalidad: EE.UU

Director: Fritz Lang.

Reparto: Edward G. Robinson, Joan Bennett, Dan Duryea, Jess Baker, Margaret Lindsay, Rosalind Ivan, Samuel S. Hinds, Vladimir Sokoloff.

Género: Drama. 

Sinopsis: Christopher Cross es un simple cajero infelizmente casado, pero tiene un raro talento para la pintura. En cierta ocasión, conoce a una aventurera de la que se enamora y le hace creer que es un pintor de éxito. La chica y su novio, un individuo sin escrúpulos, aprovechan la ocasión para explotar al pobre hombre, que llegará incluso a cometer un desfalco en su empresa para que ella siga creyendo que es un artista de éxito.

[Información facilitada por Filmaffinity]



************************************


Hace algunos meses os hablé de la película La mujer del cuadro, del director Fritz Lang e interpretada por Edward G. Robinson y Joan Bennett. En algún comentario alguien me recomendó que viera también Perversidad, rodada un año después, con el mismo director que volvía a repetir con la misma pareja protagonista. Por entonces, no recordaba haberla visto, pero en el momento en que me senté a verla regresaron a mí los recuerdos. Sí, la había visto pero aproveché la ocasión para verla de nuevo. Ni que decir tiene que tanto aquella mujer del cuadro como esta Perversidad me han encantado. 

Efectivamente, tal y como dice la sinopsis aportada por Filmaffinity, Christopher Cross -Cris para los amigos- es un simple cajero al servicio del banco de J.J. Hogarth durante más de veinticinco años. Está casado con Adele a quien conoció cuando ella, al quedar viuda, decide alquilar una habitación para sufragar los gastos de su existencia, a pesar de haber cobrado una suntuosa indemnización tras la muerte accidental de su marido cinco años atrás. 

Resultado de imagen de perversidad de fritz lang

La vida de Cris no es tan satisfactoria como quisiera. Su trabajo es anodino y su relación matrimonial pasa por el yugo de su esposa quien lo tiene totalmente sometido como un vulgar calzonazos. Lo único que le apasiona a Cris es pintar aunque no cree tener mucho talento. Con los pinceles en la mano sueña cómo sería su vida si fuera otro tipo de hombre, si en vez de estar casado con Adele tuviera a su lado a una joven bella a quien adorar y por quien ser adorado. 


Tras una cena con los compañeros de trabajo presencia una discusión entre un hombre y una mujer en la que ella sale mal parada. A pesar de no ser un hombre valiente, decide actuar y ayudar a la chica. A partir de entonces su vida cambiará totalmente. Kitty, que es así como se llama la joven, será la luz en su vida pero también la oscuridad. A partir de ese momento, Cris entrará en una espiral que conlleva mentiras, actos inmorales, decepción y finalmente la nada. El peso de la culpa recae sobre él de manera implacable conduciéndolo a un desenlace solitario, enmarcado dentro de una cruel burla del destino.


Si en La mujer del cuadro aluciné con la interpretación de Edward G. Robinson y no me impresionó tanto la de Joan Bennet, en esta ocasión tengo que decir que ambos están fabulosos.

Robinson encarna a un pobre diablo, un individuo vacío que pasa por la vida sin hacer ruido. No se trata más que de un soñador que cree que el destino le sonríe por primera vez en su vida al conocer y enamorarse de Kitty. Por ella sería capaz de cualquier cosa y eso Robinson lo demuestra con sus pensamientos silenciados, con sus miradas perdidas en el infinito y sus titubeos. 

Resultado de imagen de perversidad de fritz langPor su parte, Bennet es la maldad personificada, la Eva de la manzana, tan tentadora y tan apetecible. Me ha gustado muchísimo su interpretación. En ocasiones su mirada es tan fría como un témpano y en otras su candidez y melosidad es la trampa perfecta para un hombre mediocre como Cris. En algunas escenas sus gestos dan hasta miedo y nos eriza la piel las duras palabras, llenas de odio y desprecio.

Con vértice del triángulo amoroso tendremos a un tercer personaje, Johnny, interpretado por Dan Duryea, un tipo que solo ve el beneficio económico en la relación entre Kitty y Cris, que no tiene escrúpulos, que maltrata a la joven porque sabe que la tiene bebiendo de su mano.  Es Johnny, el malo de la película, el que pervierte a la joven. No podría llamarse de otro modo. 

Y por último y con un papel muy cortito, Adele a la que da vida la actriz Rosalind Ivan, una mujer déspota, tan manipuladora, tan soberbia, siempre comparando al pobre Cris con su anterior marido. Ella es el detonante de toda esta historia. Si su relación con su marido hubiera sido otra, a Cris no le hubiera ocurrido nada. 

Como veis, en esta película, en la que hay su grado de estereotipo y sus clichés, la mujer siempre es la mala. En cualquier caso, el guion, aunque típico, no deja de ser lo suficientemente interesante como para disfrutar de esta película por primera vez o para volver a ella de vez en cuando.  Porque, si a buen guion se le une unas buenas interpretaciones, el disfrute está garantizado.

Otra de las cosas que más me ha gustado son esos pequeños detalles que Lang nos regala aquí y allá. Los halagos de unas escenas iniciales, el empleo de un paraguas medio roto bajo una intensa lluvia denotan la posición económica del protagonista o la mirada de soslayo de una señora de la limpieza que contempla con a Kitty con desconfianza o el vuelo de la cámara que en un segundo desvía nuestra atención hacia un cuchillo, o la luces intermitentes de un rótulo que acentúan la tensión de una escena.

Los hechos transcurren en 1934 en la ciudad de Nueva York. Ni las coordenadas temporales ni geográficas serán determinantes salvo por la mención algunos barrios de la ciudad como the Greenwich Village, el barrio de los artistas y es que los cuadros que pinta Cris tienen mucha importancia en la trama.

No hay necesidad de aportar mucho más. Sin duda esta película no podría llamarse de mejor modo que Perversidad, al menos en su versión castellana porque en versión original la titularon Scarlet Street. Al verla, adivinaréis por qué. En definitiva, fantástico Fritz Lang y maravillosos Edward G. Robinson y  Joan Bennett. Queda por ahí alguna que otra recomendación en relación a la filmografía de este director que no pienso pasar por alto. Y lo dicho, hay que verla.



Trailer [minutos iniciales]:



Nota: La película está disponible en su totalidad en Youtube.



[Imágenes e ilustraciones tomadas de Google]

14 comentarios:

  1. No sé si te la recomendaría alguien más pero yo sí que te la recomendé tras leer tu entrada sobre "La mujer del cuadro". Me alegro un montón de que la hayas disfrutado. Estas películas aguantan todas las revisiones que se tercien :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  2. Creo haberla visto hace años, pero no lo puedo asegurar. Lo que tengo claro es que voy a verla, que después del reseñón que te has marcado, me has dejado con ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues creo que no la he visto y pinta muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La mujer del cuadro , que vi tras tu recomendación me gustó mucho, así que esta también me la apunto :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues me la has descubierto y me llama mucho así que me la llevo.
    besos

    ResponderEliminar
  6. No la he visto, me la anoto.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. No la conocía pero no soy muy dada a ver este tipo de películas
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tengo una asignatura pendiente con el cine clásico...no sé por qué pero me da mucha pereza ponerme con él. Craso error seguramente. Pero oye te leo y me anima, así que tendré en cuenta esta y la otra película que comentas ;) Ya te contaré cuando las vea.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Tengo un poco aparcado el clásico y estas dos me parecen geniales para retomar el género. Menuda pinta las dos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Cine clásico del bueno. Con mujer tóxica incluida, eso si. Queda anotada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Desde hace un tiempo me he propuesto ver más clásicos, lo malo de estas pelis es que son difíciles de adquirir. Gracias por la recomendación.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Pues voy a quedar fatal, pero nunca he visto "Perversidad". Ahora llevo una racha de ver o "volver a ver" pelis viejas, así que la pongo en mi lista de pendientes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Pues creo que no la he visto y mira que me suelen gustar este tipo de películas

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...