Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 13 de marzo de 2017

INSPECTOR DISASTER. OPERACIÓN NAVIDAD. de Carmen Fernández y Pablo Matera.


Editorial: Autoeditado.
Fecha publicación:  noviembre, 2016
Precio: -- €
Género: Humor. Ilustrado.
Nª Páginas: 187
Edición: Tapa blanda.
ISBN: 9788461749089

Autores


Carmen Fernández nació en Ferrol por aquel tiempo en el que los astilleros de Astano perfilaban orgullosos el skyline de la bella ciudad portuaria. Trabaja desde su juventud traduciendo la obra de otros a la espera de que un día sean otros los que traduzcan la suya. Entretanto pasa el rato escribiendo relatos juveniles.

Pablo Matera nació en Argentina hace algunos años. Dibuja desde su mas tierna edad y ha mejorado mucho desde entonces. Desarrolló su carrera profesional como colaborador del periódico La Nación. Actualmente alterna su labor de ilustrador creativo con la de guionista y artista conceptual. Es autor de varios libros.

Sinopsis

¿Serías capaz de imaginar unas Navidades sin turrón del duro? Vale, no te gusta el turrón... ¿Y sin panderetas? Ya veo: te parecen una horterada. ¿Qué me dices de las calles iluminadas a tutiplén? Lo imaginaba: lo consideras un derroche estúpido de kilovatios.

No sigas: este libro está hecho para tí. Y tú para él. Sois tal para cual.

En cuanto lo abras se convertirá en tu libro de cabecera. O de cuarto de baño. Hasta te plantearás llevarlo al instituto. Pero debo prevenirte: hay quien ha llegado a acumular más de cinco mil mensajes de WhatApp sin leer por su culpa.

Y eso no es lo peor: tu percepción de la Navidad cambiará para siempre.

Tú sabrás si quieres que eso ocurra.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Nunca digo no al humor. Es un género que siempre me sienta bien porque no hay nada mejor para la salud que echarse unas cuantas risas. Así que, cuando Carmen Fernández me escribió para ofrecerme este libro y leí la sinopsis, no me lo pensé demasiado. Además es un libro ilustrado, de cómicas viñetas, y eso para mí es un aliciente más. Por eso, y aunque las Navidades pasaron hace tiempo ya y este libro es claramente de temática navideña, no me ha importado en absoluto leerlo en las últimas semanas. Pero os cuento con detalle.

Para empezar, os comento que toda la trama gira en torno a las Navidades. Concretamente la acción principal transcurre en la horquilla temporal que abarca desde el 18 al 25 de diciembre, aunque diversos flashbacks nos retrotraerán en el tiempo. Son las diversas fechas las que estructuran la trama y las que nos ubican temporalmente, tanto en el pasado como en el presente. Pues bien, en esas fechas, ha ocurrido un catástrofe. Todos los juguetes que Papá Noel y los Reyes Magos tenían previsto entregar a los niños durante estas festividades han desaparecido. Si los regalos no aparecen serán las Navidades más tristes de la historia del mundo y eso no se puede consentir. Hay que hacer algo y rápido pues tan solo quedan unos días para que los niños de cada casa se levanten con los ojos llenos de ilusión, deseosos de abrir sus regalos a los pies del árbol de Navidad. ¿Y quién puede resolver tamaño entuerto? Pues ni más ni menos que Max Disaster, o el Inspector Disaster como profesionalmente se le denomina, que ayudado por Pocholete, el sobrino de su ayudante habitual, realizará las pesquisas pertinentes para dar con los ladrones y enmendar la situación.

Resultado de imagen de inspector disaster

Pero al margen de la investigación que llevará a cabo el Inspector Disaster, tendremos otro hilo narrativo que nos traslada a Buenos Aires donde Rodolfo Mondolfo, un miembro de la mafia calabresa, tendrá problemas con los capos de la organización y tendrá que huir por cuestiones de faldas. La conexión de Rodolfo y Disaster será patente desde las primeras páginas pero la manera en la que el mafioso llega a ponerse en contacto con el inspector será algo que dejaré que descubráis vosotros si os animáis a leer este libro. 

En cuanto a los personajes, todos ellos son muy caricaturescos. Con tan solo saber sus nombres os podéis imaginar de qué pie cojean. A mí el inspector me ha recordado ligeramente a Anacleto Agente Secreto, al inspector Clousseau o ya puestos a Superagente 86, más a este último si afino un poco. Probablemente no tengan nada que ver uno con otro pero no he podido evitar establecer esa conexión. Tiene ese toque tontorrón y cómico, mezclado con una torpeza hilarante.

Como dije antes, el libro cuenta con varios flashbacks que nos ayudarán a conocer más profundamente a los personajes. En cuanto al inspector conoceremos sus orígenes así como sus relaciones familiares. Nieto de la famosísima Marta-Mari, con la que convive, cabría esperar que el inspector ha heredado las cualidades de esa conocidísima espía. 

Por su parte, la historia de  Rodolfo se remonta a 1983. Es un galán al que le sale el tiro por la culata y tendrá que poner pies en polvorosa. Le ocurrirán múltiples y disparatas aventuras , su historia se remonta a 1983 

Sobre Pocholete habría que decir que es el friki del grupo, siempre atento a las redes pero algo guarrete. 

A estos personajes habrá que unirles otros igual de pintorescos. El Peinaíto, el portero, Endolfo,... y hasta un perro, Pelotas, al que yo en tu lugar no acariciaría.


Operación Navidad es un libro simpático desde la biografía de sus autores. Cuenta con un prólogo que destila humildad y explica el propósito de este libro, solo entretener. Con un argumento lleno de entuertos y disparatadas aventuras, el lector puede soltar alguna que otra carcajada, algo a lo que contribuye las coloridas ilustraciones. No obstante, tengo que advertir que a mí su capítulo inicial me pareció algo extraño. Me costó ponerme en situación. No sabía muy bien qué era lo que ocurría, así como las pretensiones de los personajes. Bajo mi punto de vista, creo que es un capítulo que requiere una redacción y un planteamiento más claro y directo. En cualquier caso, vas avanzando en la lectura y empiezas a hilvanar quién es quién, cuál es el conflicto y qué personajes están implicados y poco a poco te vas haciendo con la situación.

De todos modos, ese capítulo inicial no es a mi juicio el principal obstáculo que he encontrado y que me ha impedido disfrutar totalmente de la trama. Creo que el lenguaje que se emplea es especialmente barroco y a mi parecer se abusa del mismo. Entiendo perfectamente lo que se pretende con el empleo de este léxico, que no es otra cosa que rizar el rizo y ahondar en el  humor, al menos eso es lo que yo percibo, pero más allá de aportar comicidad supone un handicap en la lectura. Hay momentos que cuesta algo de trabajo desgranar el significado de los párrafos, con lo que, a pesar de ser un libro de humor, ilustrado y de breve extensión, la lectura se vuelve algo ardua y minora la simpatía que tiene el argumento. Si se me permite un consejo, diría que el uso de ese rebuscado vocabulario sería muy interesante si formara parte de las características de un único personaje pero siendo un peculiaridad del narrador considero que bloquea en parte la lectura y la ralentiza. Además, en ocasiones se concatenan demasiadas frases y eso contribuye también al desgaste en la lectura. ¡Ojo! Esta es mi opinión y mis impresiones pueden ser totalmente diferentes a la de otro lector. Y por supuesto, esto no quiere decir que el libro no sea divertido, que lo es, pero yo hubiera preferido un estilo más sencillo y más cercano.

Más allá de esas cuestiones, Operación Navidad es un libro muy apropiado para los que les guste el humor absurdo. A mí es un género que me encanta pero no creo que sea un libro para un público juvenil, y mucho menos para un público infantil. Según mi criterio, esta historia la podrían disfrutar los lectores adultos que gusten del género.

Y no quiero acabar esta reseña sin señalar dos cuestiones más. Inspector Disaster, si no me equivoco, nace con la vocación de convertirse en una saga, así que es muy probable que lo volvamos a ver en el futuro. 

Por otro lado, si te interesa esa historia te comento que la puedes descargar de manera gratuita desde esta web. Échale un ojo si te atrajo lo que comenté en esta reseña. 



 
[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


Retos:

-  Autores de la A a la Z

- 25 Españoles
- 100 libros


Puedes adquirirlo aquí:



11 comentarios:

  1. Me gusta el humor así que me lo apunto y me pasaré por la web, besotes y gracias

    ResponderEliminar
  2. También me gusta una buena novela de humor, y por lo que nos cuentas en tu reseña, seguro que disfruto con su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Llevas razón, nunca hay que despreciar unas risas, o sonrisas. Tomo buena nota. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. No me suele gustar el humor y menos este de lo absurdo, no tengo el sentido apropiado para disfrutarlo así que mejor lo dejo pasar. Ya lo había visto en otra reseña que tampoco me convenció. Tampoco a ti creo que te haya gustado mucho aunque eres muy tierna haciendo reseñas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Con este no me veo. Creo que no le encontraría el punto.

    ResponderEliminar
  6. Este no me lo llevo Marisa, a mi el humor en literatura no me atrae mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. A mí los libros de humor no me van demasiado así que este no me llama
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo pendiente de lectura. Pero se me hace cuesta arriba porque soy de leer en papel, y eso de que sea digital no me atrae. Y la verdad es que es la primer opinión que leo y ese humor absurdo que comentas tampoco me hace ir corriendo a leerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Coincidimos en general en todo, sobre todo en ese primer capítulo que yo ya también comenté que era muy complicado de seguir. Ni siquiera habiendo ya leído el libro y releyéndolo conseguí hacerme con él. Tanto eso como el lenguaje, y que el libro da apariencia de estar destinado a un tipo de público erróneo, pueden ser los principales escollos a los que se enfrente esta historia.

    Esa humildad que destila el prólogo es que define muy bien a Carmen, es muy humilde y un encanto, y estoy casi segura de que todas estas cosas que le vamos comentando no caen en saco roto para futuras entregas de Disaster.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta el humor y si está lleno de ironía y sarcasmo mejor, el problema aparece cuando se quiere jugar demasiado con el lenguaje, ahí ya he pinchado en hueso varias veces. No me gusta lo rebuscado, así que no lo descarto, tengo curisosidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. No es para mí. El humor en general no lo llevo muy bien en mis lecturas pero el absurdo peor todavía.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...