Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

jueves, 2 de marzo de 2017

Presentación A MENOS DE CINCO CENTÍMETROS de Marta Robles.LES.

La semana pasada nos visitó la periodista y escritora Marta Robles con motivo de la publicación de su última novela, A menos de cinco centímetros (Ed. Espasa). El acto tuvo lugar en la Cámara de Comercio de Sevilla y estuvo presentado por el también periodista Jesús Vigorra, cuyas palabras iniciales fueron de agradecimiento a los asistentes. 







Vigorra inició el acto con la lectura de un fragmento de la novela en la que se habla de Sevilla, una ciudad donde tendrá lugar un encuentro entre los dos protagonistas de la novela, Misia Rothman y Armando Artigas. ¿Por qué Sevilla? 








Continuó Vigorra desvelando la historia central de la novela, «un libro con una hermosa cubierta y que contiene una historia muy sensual». Sobre el argumento comentó que a grandes rasgos trata sobre Armando Artigas, un escritor de éxito, de 45 años de edad, muy atractivo y seductor que mantiene una relación con Misia, una mujer casada con un empresario importante. A esto apuntó Marta Robles que la novela va mucho más allá, comenzando sin lujo de ningún tipo sino en un pequeño piso de un barrio muy humilde de Madrid, Malasaña, donde Tony Roures, un ex corresponsal de guerra metido a detective de infidelidades, acaba de mudarse tras ser abandonado por su mujer. En medio de lo que parece un naufragio, Roures recibirá la llamada de un amigo policía para encargarle un caso de cuernos y asesinato en el que Artigas parece ser el verdugo.

Entre los temas de esta novela negra, el periodista destacó que, al margen de la trama central, se hace una importante reflexión sobre el periodismo de guerra y las vivencias por las que los corresponsales tienen que pasar para desempeñar su trabajo. En este punto, Marta Robles desveló que no todas las escenas y situaciones que se describen al respecto tienen un trasfondo real. «Algunas sí me han sido descritas por compañeros periodistas que han estado en primera línea, como Jon Sistiaga». Vigorra añadió también que otro tema duro que veremos en la novela será la trata de blancas, concretamente una red de prostitución a gran escala entre Argentina y España, un problema que, según nos confirmó Robles, genera más dinero y se ha colocado por delante del mundo de la droga. «Al fin y al cabo las personas se pueden reutilizar una y otra vez. Basta con el aseo personal para estar listos de nuevo».


Jesús Vigorra cuestionó la situación actual de la novela negra que, a juicio de Marta Robles, resulta un género muy atractivo. «En primer lugar es un género muy visual, que admite un tipo de lenguaje mucho más puesto al servicio de la historia por lo que el desarrollo del relato será más ágil y adictivo». Además, señaló, «el hecho de narrar un universo compuesto por personas del día a día, hace posible que la denuncia social sea más creíble». Quiso aprovechar este momento del coloquio para establecer las diferencias que existen entre la novela policíaca y la novela negra. Afirmó que las primeras son aquellas de Agatha Christie o de Arthur Conan Doyle en las que el enigma y sobre todo cómo resolverlo es lo importante, contando siempre con un final que pille totalmente por sorpresa al lector. Sin embargo, en el caso de las novelas negra, «no se trata de llegar a un final sorprendente, aunque por supuesto también puede serlo pero lo que se persigue es que el propio lector vea a través de los ojos del detective, vaya haciendo avances en la investigación, empiece a sospechar de unos y otros, y de alguna manera, reconozca a las personas que pasan por la novela; es decir que esos personajes se vuelvan personas para el lector gracias a que los perfiles psicológicos están muy trabajados. En este tipo de novelas las conclusiones generalmente las saca el lector».


Además, siguió comentando que la novela negra requiere una estructura muy sólida y muy compacta con la que no se defraude al lector, que permita desarrollar varias subtramas «donde lo más importante de todo, como digo, es el perfil psicológico de todos los personajes que van apareciendo».


En cuanto a los personajes, se comentó que en esta novela las mujeres son muy femeninas y los hombres muy masculinos. «He querido que los hombres y las mujeres se reconozcan en todo momento, pero especialmente en las escenas de sexo» porque muchas veces parecen que están escritas o bien para hombres o bien para mujeres. «Mis mujeres son poderosas, son femeninas y sin embargo, todas son completamente distintas». 

En relación a las protagonistas femeninas, Vigorra puntualizó que las mujeres de la novela, incluso las asesinadas, son muy singulares. «Creo que no es muy habitual que la presencia femenina sea tan poderosa en una novela negra». Marta Robles respondió que generalmente las mujeres en este género literario son más un florero que otra cosa y en el caso de ser mujeres fatales, utilizan sus encantos para hacer daño a los hombres «y este no es el caso de Misia. Ella tiene un atractivo natural pero en ningún momento quiere hacer uso de él».




Centrándose en el protagonista masculino, sobre Armando Artigas, confesó que no conoce ningún escritor español con este perfil. Que es verdad que en este país se pueden encontrar escritores muy divos y otros mucho más sencillos pero no hasta los límites a los que lleva Artigas, un seductor absoluto que se juró que ninguna mujer lo ataría «y por eso siempre mantiene relaciones con mujeres casadas y bien casadas». En cualquier caso, Robles aseveró que el personaje masculino que más le gusta es Roures porque «pese a todo, a lo descreído que es, a muchas turbiedades por las que ha pasado, es un hombre en el que se puede confiar; y cuenta con las dos características que son la esencia pura de la novela negra clásica: es un hombre duro que lo hace todo por lealtad o por amor».

Para poder escribir esta novela, Marta Robles confiesa que ha escuchado a un montón de personas, entre ellas, a policías y detectives, pero también a la gente de la calle. «Me gusta mucho prestar atención a la calle para poder así retratar de manera real cómo hablan, por ejemplo, los hombres entre ellos, usar el lenguaje que usan ellos y no censurar ninguna palabra por no gustarme como suena». Continuó mencionando que las escenas de sexo están muy cuidadas «aunque se cuenta todo de una manera explícita, eligiendo muy bien las palabras para que no se vuelva vulgar ni soez y nadie se sienta agredido» pero las que más le ha costado escribir son las de guerra «porque te tienes que meter muy dentro de ellas y es realmente duro»".

Con apenas unas semanas en la calle, la periodista confirmó que la novela está funcionando muy bien de boca a oreja y ya tiene pensado continuar con Roures como personaje principal en posteriores entregas. Vigorra le preguntó si tenía propuestas para el cine y ella respondió que piensa que la novela es muy cinematográfica aunque la ve más como una serie de televisión con varias temporadas, abarcando la primera toda la trama de esta novela y las posteriores, las nuevas aventuras de Roures. 


¿Y por qué se llama A menos de cinco centímetros? Lo explica en el siguiente vídeo:











Y poco más, así transcurrió la presentación de la novela que, en boca de a la autora, es una historia de engaños en la que todos los personajes tienen cicatrices del pasado. Tras una hora de coloquio se cerró el acto dando paso a la firma de ejemplares que Marta Robles nos dedicó con una sonrisa, conversando un poco con cada uno de nosotros.

Espero poder leer la novela en breve. Mientras tanto os dejo con su sinopsis.

—Ese olor… ¿son violetas? Nunca había conocido a nadie que llevara el perfume a juego con el color de los ojos.


Marta Robles entra por la puerta grande en su primera incursión en la novela negra, con una ambiciosa obra coral, con dos pilares clásicos, el detective desencantado y la femme fatale, en torno a los que pivota una trama muy turbia que se desarrolla en múltiples escenarios, y donde el sexo es uno de los principales protagonistas. 


La mujer es Misia Rothman, la bella y sensible esposa de un multimillonario del mundo de la comunicación, que cae fascinada por Artigas, el escritor de más éxito del momento, cosmopolita, mujeriego y con un punto cínico. 

Y el detective es Roures, un ex corresponsal de guerra, reciclado en investigador de infidelidades, a quien, tras perder la enésima batalla de su vida, le toca reinventarse desde una modesta buhardilla de Malasaña y a quien acude la joven Katia Cohen con un sorprendente convencimiento: Artigas no solo mató a su madre, de quien fue amante, sino que ha asesinado al menos a otras tres mujeres.




 

[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]

9 comentarios:

  1. Este libro me llama cada vez más.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Estoy convencido de que si hubiese asistido a la presentación de la novela la habría adquirido igual que tú. Y es que me parece una novela atractiva. Tomo nota de ella y estaré atento a tu reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola! Es un libro que tengo muchas ganas de leer. Muchas gracias por traernos la presentación :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Una crónica la mar de completa! Y envidia que me das al poder ir a estos eventos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la crónica de la presentación, yo es una novela con la que no creo que me anime
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la entrevista. Me encantaría escucharla si presentara en Málaga. En líneas generales la novela me ha gustado mucho, aunque para mí el final ha sido flojo en relación a la complejidad de la trama.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...