Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

martes, 31 de octubre de 2017

Presentación NUEVO EQUIPO DIRECTIVO de FERIA DEL LIBRO DE SEVILLA.

El viernes pasado la Junta Directiva de la Asociación Feria del Libro de Sevilla convocó a los medios de comunicación para presentar al nuevo equipo directivo en un desayuno de prensa.

Con un telón de fondo impresionante, nos recibió Esperanza Alcaide, presidenta de la Asociación y propietaria de la librería El gusanito lector, junto al resto de su equipo.

[De izq. a dcha: Nuria Lupiáñez, Miguel A. Escalera, Mª Juana Muñoz,
Verónica Durán, Esperanza Alcaide, Federico Ontiveros y Pablo García]

Esperanza inició el acto recordando el buen hacer y la buena labor desarrollada por Javier López Yáñez, director de la Feria durante quince años hasta la pasada edición. «Javier tenía nuevos proyectos pero se ha marchado dejando la Feria del Libro en una magnífica tercera posición, tras la Feria del Libro de Madrid y el Sant Jordi de Barcelona», señaló Esperanza. 

Con la dirección vacante, los miembros de la Asociación Feria del Libro encargaron a Verónica Durán, coordinadora de la Feria hasta este momento, y a Nuria Lupiáñez, encargada de la comunicación, la elaboración de un proyecto para la Feria del Libro 2018. Ambas llevan vinculadas con este evento hace quince años y aceptaron el reto con muchísima ilusión, siendo conscientes de las potencialidades y las carencias del evento. 

Esperanza comentó que el proyecto de Verónica y Nuria entusiasmó tanto a los miembros de la Asociación que no tuvieron dudas a la hora de nombrar a Verónica Durán como la nueva directora de la Feria del Libro, teniendo a Nuria Lupiáñez como mano derecha, quien además seguirá desarrollando labores de comunicación como venía haciendo hasta ahora.



Acto seguido tomó la palabra Verónica Durán para anunciar la  nueva estructura organizativa y adelantarnos las propuestas que tenían pensadas para la edición de 2018. «Queremos anunciar una nueva etapa de renovación, de cambios y aire fresco con una estructura mucho más participativa y colaborativa, donde la Junta Directiva de la Asociación tenga mucha más presencia», declaró la nueva directora.

Este nuevo equipo pretende lograr una mayor vinculación e implicación con el sector del libro «y estrechar vínculos con las distintas entidades culturales de la ciudad, así como con la sociedad en general». Así mismo, destacó como pilares fundamentales de la nueva estructura la mejora de la oferta expositiva de los fondos editoriales y la optimización de la instalación. «Pretendemos que el público visitante no solo encuentre novedades editoriales sino que también tenga acceso a libros especializados y para ello queremos motivar a nuevas editoriales en este evento», aclaró Durán.

Por otra parte, y con objeto de que la visita a la Feria del Libro sea estéticamente mucho más atractiva, planean premiar a aquellas casetas que las decoren de forma más atrayente y dispongan de manera más vistosa sus fondos editoriales.

Otro pilar fundamental y básico sería la programación de actividades. Verónica nos explicó que hasta la pasada edición, la organización abría un periodo de presentación de actividades de la que se hacía una selección para conformar la programación de la feria. No obstante, «queremos avanzar en la calidad y en la variedad de los contenidos», y por ello quieren proponer actividades concretas a diversas entidades y patrocinadores que tengan capacidad económica para asumirlas, consiguiendo de este modo que participen activamente y se impliquen más en el evento. «A día de hoy estamos trabajando en la temática principal de la Feria y en otras líneas de programación y tenemos pensado contactar con entidades internacionales para asegurarnos la presencia de autores internacionales en la Feria».

Por último se destacó como último pilar fundamental, la comunicación. Para hablar de esta cuestión tomó la palabra Nuria Lupiáñez quien señaló que la comunicación es esencial sobre todo en un evento de este tipo que pretende como objetivo más inmediato fomentar y difundir la pasión por la lectura. «Como novedad hemos optado por mantener abiertos y activos todos nuestros canales de comunicación a lo largo de todo el año y no restringirnos únicamente al periodo que dure el evento», apuntó Nuria.

Entre las prioridades de este nuevo equipo está escuchar más al sector y especialmente escuchar a los lectores. Para ello quieren poner al alcance del público todos los posibles canales de contacto para que podamos hacerles llegar cualquier tipo de opinión, ya sea negativa o positiva, así como cualquier sugerencia. «Queremos que la interacción sea mayor y que la Feria del Libro se sienta en cualquier parte de la ciudad», afirmó Lupiáñez. Cerró su intervención dando las gracias a los medios de comunicación que siempre han apoyado la Feria del Libro y solicitó su apoyo para seguir dando visibilidad a un evento que es tan importante para la ciudad.

Para concluir la rueda de prensa, se dio paso al turno de preguntas en el que se habló del presupuesto con el que se contaba para el 2018. El nuevo equipo prevé que contará con el mismo presupuesto que en la edición anterior pero, como ya habían comentado, quieren proponer actividades concretas a los patrocinadores de siempre, y provocar así, la implicación de otros patrocinadores nuevos.

Sobre la ubicación comentaron que a medio plazo están estudiando ampliar las instalaciones a la Plaza San Francisco con lo que la oferta expositiva será aún mayor. 

Quisieron incidir en el propósito de escuchar al sector, reunirse con todos los que conforman este mundo, visitar a los expositores y tener una actitud mucho más cercana. «Queremos ir a pie de librería y editorial», anunció Verónica. Sabedores que en ediciones pasadas algunos sellos editoriales independientes se quedaron fuera a pesar de haber solicitado su participación en la Feria, están estudiando la manera de ofrecerles presencia en el evento. «Es algo que nos ha pesado siempre mucho por eso estamos estudiando la manera de ofrecer visibilidad a esos sellos editoriales independientes que no han podido participar», aunque, de momento, no pueden concretar nada con seguridad.

En definitiva, aseguran que las ideas, retos, ilusiones y proyectos de este nuevo equipo directivo se va a notar mucho en la próxima edición, especialmente en lo referente a la programación, que será de mayor calidad y variedad, así como en la mejora de las instalaciones con una señalética más clara y abundante, mayor actividad en los canales de comunicación, la participación de nuevas editoriales y la presencia de autores de renombre, todo ello con la intención de atraer a mayor número de público y favorecer el incremento de las ventas.

Y de este modo se cerró la rueda de prensa. La Feria del Libro de Sevilla 2018 tiene prevista su celebración entre el día 3 y 13 de mayo y ahí estaremos los lectores una vez para disfrutar de todo lo que nos propongan.

¡Buena suerte al nuevo equipo directivo!

lunes, 30 de octubre de 2017

TRES VECES AL AMANECER de Alessandro Baricco.


Editorial: Anagrama.
Fecha publicación: noviembre, 2013
 Precio:  13,97 €
Género: Narrativa.
Nª Páginas:104
Edición: Tapa blanda con solapa
ISBN: 978-84-339-7879-0
[Disponible en eBook]

Autor

Alessandro Baricco (Turín, 1958) es autor de las novelas Tierras de cristal (Premio Selezione Campiello y Prix Médicis Étranger), Océano mar (Premio Viareggio), Seda, City, Sin sangre, Esta historia, Emaús, Mr Gwyn, así como Tres veces al amanecer, publicadas en esta editorial, al igual que el monólogo teatral Novecento, la majestuosa reescritura de Homero, Ilíada y los ensayos recogidos en Next (Sobre la globalización y el mundo que viene) y en Los bárbaros. Ensayo sobre la mutación. Baricco dirigió el programa de libros «Pickwick» para Raitre, que «invitó a los italianos a redescubrir el placer de la lectura» (Claudio Paglieri), y en 1994 fundó en Turín una escuela de «técnicas de escritura», llamada Holden (como homenaje a Salinger), que ha tenido, bajo su dirección, un éxito clamoroso. A partir de Seda, que se ha convertido un longseller ininterrumpido, tanto en Italia como internacionalmente, se consagró como uno de los grandes escritores italianos de las nuevas generaciones.

Sinopsis 

En una de las páginas de Mr Gwyn, la última novela de Alessandro Baricco, se aludía a cierta obra titulada Tres veces al amanecer, atribuida a un apócrifo autor angloindio, Akash Narayan. El afamado autor de Seda ha querido ofrecernos ahora esa obra, una secuela autónoma e independiente por completo (casi un mero pretexto, el punto de partida), un complejo mecanismo narrativo que hará las delicias del lector. 

Dos desconocidos, un hombre y una mujer, se encuentran tres veces en el vestíbulo de un hotel, poco antes del amanecer. Cada encuentro es único, y primero, y último: aunque se trate de los mismos personajes, sus destinos se cruzan en tres momentos distintos de sus vidas. Son dos adultos, primero; luego, un anciano portero de noche y una adolescente; finalmente, un chico y una policía ya madura, según una lógica temporal que no es la que se manifiesta en nuestra rígida realidad, sino que sólo resulta viable en la privilegiada mecánica de la ficción. Cada encuentro exigirá de ellos una elección cuyas repercusiones conformarán el resto de sus vidas. 

Estos tres relatos constituyen una novela posible que recrea el lector en su mente y que presenta algunos de los temas propios del autor: la posibilidad (o imposibilidad) del cambio, la arbitrariedad del destino humano o la responsabilidad hacia el prójimo, siempre a la luz difusa del amanecer, que sugiere y revela, descubre y perfila, colocando las cosas en su sitio en el momento de su aparición. 

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Mi relación con Alessandro Baricco comenzó regular. En el año 2000, cuando cursaba estudios de alemán -idioma que ya ha debido atrofiarse en mi cerebro por falta de uso- mi profesora nos propuso leer Seda de un autor italiano del que yo no había oído hablar jamás. Aquello fue un calvario. Me costó la misma vida comprender la trama, diccionario en mano cada dos palabras, y llegué al final de la obra con un cansancio tremendo. Injustamente juré no acercarme más a un libro de Baricco pero, con el paso del tiempo, entendí que aquel castigo era irracional. Así que, poco a poco he ido cambiando de parecer, máxime cuando he leído tan buenas opiniones de Seda, novela que  fue llevada al cine en 2007, y aquí me tenéis, remendando mi error con Tres veces al amanecer, con la que he me reconciliado un tanto con el autor.

Tres veces al amanecer es un libro breve pero no de breve lectura. Lo componen tres relatos con varios denominadores en común. Se trata de tres historias distintas o similares, según lo quiera percibir el lector, llenas de sutilezas, de sorpresas, de desenlaces inesperados y especialmente de personajes que calan en el lector. Es diferente. Es lo que percibimos cuando leemos las palabras que anteceden las tres historias.

«Estas páginas relatan una historia verosímil que, sin embargo, nunca podría suceder en la realidad. Narran de hecho la historia de dos personajes que se encuentran tres veces, aunque cada una de ellas es la única, y la primera, y la última. Pueden hacerlo porque habitan un Tiempo anómalo que inútilmente buscaríamos en la experiencia cotidiana. Lo establecen las narraciones, de tanto en tanto, y éste es uno de sus privilegios».

Y se explica en la Nota de Autor que preambula esta novela que, Tres veces al amanecer surge a raíz de una novela previa, Mr. Gywn, una historia donde se hace  alusión reiterada a una obra de ficción, inexistente, y que lleva por título precisamente el mismo con el que se denomina esta. Se podría decir que hay un componente metaliterario -esto que tanto nos gusta a los lectores- pues en la existencia de una obra radica el nacimiento de otra. Y si te preocupa que exista alguna conexión esencial entre ambas, una relación que obligue a leer una antes que otra, os diré con alivio que no resulta necesario. Tres veces al amanecer es totalmente independiente. Hablemos de las tres historias.

Uno. A las cuatro de la madrugada, casi a punto de amanecer, un hombre sentado en el vestíbulo de un hotel observa cómo una señora elegantemente ataviada entra en el establecimiento. 

«... parecía una actriz que acabara de entrar a los bastidores, liberada de la obligación de actuar y de retornar a su ser, más sincero». [pág. 15]

Se establece entre ellos una conversación que desatará una situación alocada inicialmente y que, poco a poco, irá dando pie a un diálogo más sosegado. De esta primera historia destacaría el personaje femenino, una mujer que pierde repentinamente toda la elegancia para ganar sensualidad pero que resulta insidiosa, impertinente, descarada e insufrible. Ella altera la paz del hombre, convirtiendo su vida en un circo estrambótico pero es diestra en las distancias cortas, sabe manejarse y captará la atención de su interlocutor  cuando sale a relucir la verdadera cuestión que subyace bajo este relato: empezar la vida de cero. ¿Es posible hacerlo? 

«Me di cuenta de que uno nunca cambia de verdad, que no hay forma de cambiar: como uno es de niño lo será durante toda la vida, no es para cambiar por lo que puede empezar desde cero». [pág 29]
Como encandilado, el hombre se dejará atrapar en el discurso de la mujer y nuestra perspectiva irá rotando al mismo tiempo. Nos haremos preguntas: ¿qué hacía él a las 4 de la madrugada en el vestíbulo del hotel?, ¿por qué ella saca a relucir ese tema en concreto? Preguntas que el autor nos obliga a formular, cuya respuesta el lector debe indagar, analizar, escudriñar en el interior de los personajes, en las líneas de diálogos que se entrecruzan hasta llegar a un desenlace que nos deja atónitos. 

Dos. Una pareja llega al hotel. Parece que vienen de fiesta y suben a su habitación. Ella es hermosa. Él es más bien zafio. ¿Qué hacen juntos? El portero nocturno intenta convencer a la chica de que debe abandonar a su novio porque no le conviene. Se lo toma como algo personal, intenta abrir los ojos a la muchacha mientras que él, casi en una confesión a medias, desvela un pasado trágico. Juntos emprenden una aventura, una huida hacia no se sabe muy bien dónde. El portero se eleva como salvador de la joven que ha caído ciega en los brazos de un monstruo. Y vuelven las preguntas: ¿por qué el portero actúa así?, ¿qué ha recordado cuando ha visto a la joven pareja? En este tipo de historias entiendo que lo más importante es la acción presente por eso hay ciertas incógnitas que pueden quedar en el aire. En cualquier caso, de los tres relatos es el que menos me ha llenado aunque confieso que la vida del portero, su drama personal y sus motivaciones lo convierten en un personaje interesante. 

Tres. La pieza que más me ha gustado de inicio a fin. Una mujer policía está a cargo de un niño de trece años. Lo tiene recluido en una habitación de hotel. Algo ha pasado en la vida del pequeño y necesita protección, cuidado o vigilancia, eso ya lo iremos viendo. La narración es absorbente, es por eso por lo que me ha gustado tanto. Aunque en los anteriores relatos también pasarán cosas extrañas y peliagudas, aquí la tensión se masca y es casi palpable. De nuevo nos encontramos con una huida, con un personaje que intenta ¿salvar? a otro pero ¿de qué? La mujer policía, a punto de jubilarse, de liberarse de un jefe con el que mantiene una relación difícil, se rebela contra las normas y contra sí misma. Con una familia desarmada a sus espaldas, siente que la situación la supera. 


Las tres piezas están muy dialogadas, alternando un diálogo tradicional, aunque carente del típico guion, muy apresurado, casi incómodo, con una conversación inserta en la narración que, en ocasiones adquiere tintes un tanto surrealistas.

Como dije antes hay varios denominadores comunes en estas historias. Para empezar, el hotel es el lugar en el que se inician los tres relatos. Es un hotel decadente que yo, no sé muy bien por qué, me he imaginado con una decoración decimonónica. En los dos primeros relatos tendrá mucho más protagonismo pues prácticamente toda la narración transcurre entre las paredes del establecimiento. No ocurrirá así en la tercera. 

Luego están los personajes entre los que existen paralelismos. Algunos comparten profesión, otros compartirán su nombre. ¿Son los mismos personajes pero en distinto plano? ¿Hay como una superposición de universos? ¿Los que son adultos en un relato son niños en otro? Creo que son textos que dan pie a muchísimas interpretaciones y esto es lo que convierte este libro en una lectura distinta e inquietante.  Además, se advierten evidentes diferencias, pequeños matices entre la personalidad de las mujeres y los hombres protagonistas de estos relatos. Ellas tienen un carácter más vivo, son más lanzadas, más valientes, mientras que ellos viven como en un estado de sometimiento, con resignación. 


Resultado de imagen de amanecer en la ciudad

Y luego el simbolismo, la importancia de la luz del amanecer que todo lo trastoca, todo lo aclara, todo lo ilumina, poniendo a la vista del mundo lo que la oscuridad esconde. Es mágica la manera en la que los amaneceres influencian a los personajes, cómo los captura con su luminosidad.

En definitiva, y como dije al principio, Tres veces al amanecer es una lectura que me ha reconciliado con el autor. No me parece un libro apto para cualquier circunstancia o lugar. Requiere también un lector curioso, incisivo, de los que gusta hurgar en la personalidad de los personajes, uno de los puntos claves de estos relatos. 


[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


Retos:

- Autores de la A a la Z
- 25 Españoles
- 100 libros




Puedes adquirirlo aquí:

viernes, 27 de octubre de 2017

PARECE MENTIRA de Juan del Val.


Editorial: Espasa.
Fecha publicación: octubre, 2016
 Precio:  19,90 €
Género: Narrativa.
Nª Páginas: 272
Edición: Tapa blanda con solapa
ISBN: 978-84-670-5018-9
[Disponible en eBook]


Autor

Juan del Val (Madrid, 1970) ha trabajado en muchos sitios: en obras (de construcción, no de teatro), en periódicos, en revistas, en radio, en televisión... Ha sido copresentador de Lo mejor que te puede pasar, el despertador de Melodía FM. Junto a su mujer, Nuria Roca, ha firmado las novelas Para Ana, de tu muerto y Lo inevitable del amor. 

Sinopsis

Esta es la historia de un chico de barrio que, desde la distancia de sus 46 años, sale al encuentro del adolescente problemático, el joven perdido y el hombre en busca de destino que fue. A partir de capítulos muy cortos e intensos, que demuestran una capacidad de autoanálisis y de observación muy poco comunes y un sentido del humor sobresaliente, Juan del Val nos va contando cómo ha sido «madurar», nos relata sin tapujos las veces que se ha perdido, y compartimos su alegría y su asombro cada vez que siente que ha aprendido una lección.

Desinhibido y audaz, su relato va desde cómo fue crecer en un barrio humilde madrileño, buscarse la vida en el periodismo de principios de los noventa sin estudios, ir triunfando en su profesión y, sobre todo, nos cuenta lo que ha aprendido de las mujeres, su auténtica vocación. 

[Biografía y sinopsis tomadas directamente de la web de la editorial]

************************************


Nunca suelo hacer casos a sinopsis que hacen grandes alardes ni a frases lapidarias en las fajas que acompañan a los libros. Generalmente son estrategias de marketing que todos conocemos. Por eso, cuando leí la frase publicitaria que figura en la faja de este libro, no le presté excesiva atención. No voy a negar que me picó la curiosidad pero mis reticencias se pusieron a unos niveles estratosféricos. Sin embargo, una vez leído el libro tengo que hacer justicia y admitir que la frase en cuestión está cargada de significado y me parece muy lógica y correcta. En realidad, considero que es de valientes contar lo que se esconde tras estas cubiertas de color naranja.

Parece mentira narra parte de la vida de Claudio Valcárcel. En unas páginas iniciales el protagonista se presentará como un hombre de 46 años, escritor y periodista de profesión, casado con Julia y padre de tres hijos. Es un hombre normal, con una vida normal, dedicado a su trabajo y a su familia, y aunque pueda parecer que, desde el punto de vista novelístico,  su vida no resulta nada atractiva, lo cierto es que no nos va a dejar indiferente.

La historia se cuenta con la perspectiva del tiempo. Claudio hace un repaso de sus vivencias y se remonta a su adolescencia, cuando contaba con 14 años edad. Sin un patrón fijo, sin seguir una línea cronológica estable ni recta, el protagonista irá desvelando parte de su pasado con evidentes saltos temporales. Y te puedes preguntar, ¿qué tiene de particular la vida de Claudio como para merecer que lea este libro? Pues yo te lo cuento. La vida de Claudio está llena de episodios cotidianos. Podría ser nuestro hermano, nuestro vecino o incluso nuestra pareja pero el relato de su existencia te va a enganchar desde primer momento. Para empezar su adolescencia no fue fácil. A la rebeldía propia de esos años se unieron otras cuestiones mucho más complejas que sin duda tuvieron que marcarle. Repasará sus inicios en el amor, en la sexualidad, sus primeros pasos en el terreno laboral, la llegada de los hijos,... y a todo esto, habrá que sumarle sus deseos, sus anhelos, sus sueños pero también sus miedos y sus inseguridades. Si algo crece entre las páginas de este libro es la propia vida, una vida que ha conducido a su protagonista por diversos derroteros, siguiendo los dictámenes de su corazón, sin aparente arrepentimiento, evolucionando con cada paso, arriesgándose, tomando decisiones comprometidas y asumiendo las consecuencias de sus actos.

En Parece mentira la reflexión está a flor de piel. Son diversos los temas que se tocan, algunos de mayor calado, otros más frívolos, pero todos ellos conseguirán que te pares en seco y cuestiones la forma de pensar de Claudio o la tuya propia. Podrá ocurrir que coincidas con él en algunos pareceres o también que le hagas algún reproche porque entre Claudio y el lector se establece un diálogo mudo. A, me han gustado especialmente sus pensamientos sobre la vida y la muerte, sobre la locura y la cordura, sobre el amor familiar y el de pareja. Claudio se vacía, se da la vuelta para enseñar sus vísceras y se entrega de manera voluntaria a un coso exigente. 

miércoles, 25 de octubre de 2017

NOSOTROS EN LA NOCHE (DRAMA - 2017).



Año: 2017

Nacionalidad: EEUU

Director: Ritesh Batra.

Reparto: Jane Fonda, Robert Redford, Bruce Dern, Matthias Schoenaerts, Judy Geer, Iain Armitage.

Género: Romance.

Sinopsis: En Colorado, la viuda Addie Moore (Jane Fonda) le hace una visita sorpresa a su vecino Louis Waters (Robert Redford). Su esposo falleció hace años, al igual que su mujer y, a pesar de vivir en un pequeño pueblo y ser vecinos desde hace décadas, mantenían poco contacto. Sus hijos viven lejos y se ven obligados a vivir solos, pero ella quiere entablar una relación y aprovechar al máximo el tiempo que les queda.

[Información facilitada por Filmaffinity]


************************************


Cuántas veces me habrán recomendado la novela Nosotros en la noche de Kent Haruf. Más de una decena, seguro. He pasado mil veces por la puerta de una librería pensando en comprarla y al final he pasado de largo, alegando que tengo demasiados libros sin leer en casa. En su lugar, la he buscado en la biblioteca pero nunca estaba disponible. Así que, cuando llegó a Netflix pensé que la historia venía buscándome a mí y ya no tuve escapatoria.

La sinopsis que figura más arriba es bastante acertada pero se queda en la superficie. Louis Waters (Robert Redford) es un hombre viudo que vive solo. Pasa sus días intentando mantener ocupadas las horas. Por la noche lo veremos leyendo el periódico y resolviendo el crucigrama. Una de esas noches, su vecina Addie Moore se presenta en su casa y le hace una propuesta insólita. La soledad, especialmente durante la noche, es una carga muy pesada. Addie le propone pasarlas con ella. La proposición sorprende a Louis pero ella se encarga de despejar sus dudas inmediatamente. No hay nada de sexo en su sugerencia. Solo se trata de acompañarse el uno al otro cuando el día se ha marchado y la oscuridad lo invade todo. Obviamente, porque de otro modo no habría historia, Louis aceptará después de meditarlo, de comprobar que su vida es algo rutinaria y vacía. Lo que ocurra a partir de entonces es algo que el espectador tiene que averiguar. Solo os adelantaré que, lo que parece sencillo acarreará alguna que otra complicación.

Digo que la sinopsis se queda en la superficie porque Nosotros en la noche es un canto a la vida, al cariño, a la compañía, a la madurez, a la valentía, y al amor.  Louis y Addie están en una edad en la que no pueden perder el tiempo. ¿Qué necesidad hay de vivir cada uno por su lado, siempre solos, sin nadie con quien conversar por las noches, sin nadie a quien contarle cómo te ha ido el día? Creo que la propuesta que Addie le hace a Louis no puede ser más bonita. La idea de la que parte esta historia es sumamente hermosa y llena de sensibilidad. Por eso pienso que el título en inglés - Our souls at night- es mucho más certero que la traducción que se ha hecho al castellano porque, efectivamente lo que hay entre Addie y Louis tiene mucho que ver con el alma, con el corazón, con los sentimientos más profundos y escondidos y con esas emociones que nunca se han confesado. 

Pero el argumento irá un paso más allá todavía. Louis y Addie tienen un pasado con algún episodio trágico, y tienen hijos, hombres y mujeres adultos que parecen tener alguna herida abierta a causa de sus padres. La película explora en segundo plano las relaciones entre padres e hijos, los viejos rencores que se han enconado con el paso de los años, aquellos actos que nunca llegaron a entender y mucho menos a perdonar. Addie y Louis tendrán que enfrentarse a reproches y acto seguido aparecerá también el sacrificio, el peaje que se ha de pagar por unos hijos egoístas que no son capaces de entender que sus padres, aun en la trayectoria final, siguen teniendo derecho a vivir.  



Los dos personajes, tanto el de Louis como el Addie, son sumamente humanos. Ella me parece una mujer valiente, honesta, cabal, que no teme a lo que piensen los demás, con carácter y decidida. Por su parte, él es más apocado, menos lanzado pero le encanta dejarse sorprender por ella, una brisa de aire fresco que lo hace rejuvenecer. Los inicios entre ellos están llenos de una candidez maravillosa que provoca ternura en quien los contempla, pues azorados, se mueven con torpeza sin saber muy bien qué decir o qué hacer. Hay situaciones en las que el ser humano se maneja de la misma forma sin importar la edad que tengan. A mí Louis y Addie me han recordado una pareja de adolescentes, que se sienten atraídos y no saben cómo manifestarlo.

martes, 24 de octubre de 2017

Presentación BYE, BYE, HEIDELBERG de Carmen de la Rosa.

El pasado viernes pude asistir a la presentación de la nueva novela de Carmen de la Rosa a la que ha puesto por título Bye, bye, Heidelberg y está editada por Anantes. El acto tuvo lugar en el restaurante El Esturión, en Coria del Rio, un municipio sevillano enclavado a orillas del Guadalquivir y elegido a conciencia por estar muy relacionado con algunos personajes de la novela y por celebrarse  en esa fecha la XI Semana de Cultura Japonesa.

Congregados amigos y lectores de Carmen, el acto fue iniciado por Ismael Rojas Pozo, editor de la autora, que agradeció la presencia de los asistentes y miembros de algunas instituciones públicas, como el alcalde de Coria del Rio, Modesto González. Presentado el conductor del acto, Juan Manuel Suárez Japón, exrector de la Universidad Internacional de Andalucia, y la propia autora, Ismael Rojas mencionó que estamos ante una nueva faceta de Carmen que se atreve ahora con una novela policíaca, toda una sorpresa no solo para sus lectores sino también para la editorial al querer optar por un cambio de registro tan significativo.



Tras algunas palabras de agradecimiento del alcalde de Coria del Rio, el presentador, exrector de la Universidad Internacional de Andalucía, inició la presentación reconociendo que no había oído nunca hablar de Carmen de la Rosa hasta hacía unos meses pero que se sentía muy honrado por presentar su novela. Relató cómo tuvo conocimiento de la autora por primera vez, la propuesta que le hicieron para presentar la novela, los primeros intercambios de correos electrónicos y se centró especialmente en repasar la vida de Carmen, manifestando su asombro por las diversas vivencias de una mujer que le parece «muy activa, inquieta, dinámica y creativa, no solo lo literario», que empezó estudios de Periodismo a los 35 años, finalizándolos cinco años después, que es piloto comercial, profesora de danza, cocinera y directora de una agencia de publicidad en Heidelberg.

En cuanto a su carrera literaria  habló de sus anteriores libros. El primero de todos ellos fue El Club de Serón, del que solo se editaron 50 ejemplares que repartió entre amigos y familiares y donde ella contaba sus memorias. Luego llegó El Al Mizar que guarda en su interior buena parte de su vida y fue publicada por Almuzara en 2011 y ahí cogió carrera y prácticamente cada año ha ido publicando nuevo libro: El inglés de Serón (2012), La carta a Lucrecia (2014), Amapola 15 (2015), Acuario de peces rojos (2016) y ahora Bye, Bye, Heidelberg en 2017, a lo que hay que unir libros de relatos y un cuento infantil. «Esta Carmen de la Rosa que parece de Coria pero que es de Pilas, no ha hecho más que escribir desde hace diez años», señaló Suarez Japón entre asombro y sonrisa.


Rescató palabras de la autora de algunas entrevistas concedidas en las que hacía hincapié en el estilo de sus novelas, siempre corales, con personajes femeninos muy potentes como protagonistas aunque no por ello son novelas dirigidas únicamente al público femenino. A Carmen de la Rosa le gustan las protagonistas femeninas luchadoras y alegres, que muestran una actitud optimista y algún toque perverso si la trama así lo exige. Y Bye, bye, Heidelberg, en opinión del presentador, es también una novela coral, con multitud de personajes de distintos ambientes pero que cuenta con un protagonista singular, Lucas Meister, «un comisario empeñado desde la primera página en descubrir quién y por qué ha cometido un asesinato», apuntó el exrector.



¿Pero qué relación tiene esta novela con Coria del Rio y los japoneses? Antes de desvelar tal información, nos recordó que este municipio está muy vinculado a la cultura japonesa. De hecho, a orillas del Guadalquivir se puede encontrar una escultura de un samurái llamado Hasekura Tsunenaga, cabeza de una expedición que llegó a España en 1614. Algunos miembros de aquella expedición decidieron quedarse en nuestro país y se asentaron en Coria del Rio, por eso muchos habitantes de esta localidad se apellidan Japón. De esta curiosa historia tienes mucha información en Internet, por ejemplo aquí.


¿Y qué tiene todo esto que ver con la novela? Pues que Lucas Meister es hijo de Estrella Japón, una mujer nacida en Coria y casada con un alemán, residente en Heidelberg, y que contempla el río Neckar recordando su Guadalquivir natal, su pueblo y su patrona, por la que lleva el nombre de Estrella. De ahí que Carmen de la Rosa quisiera presentar la novela en ese lugar, muy cerca de la estatua de Hasekura y con el río Guadalquivir a escasos metros. 

Juan Manuel Suárez siguió contando algunos detalles de la novela que yo prefiero no desvelar. Ensalzó el estilo narrativo de la autora señalando que «esta novela está muy bien escrita y en ella se demuestra la destreza que Carmen tiene en este oficio», con una prosa sin grandes complicaciones y eligiendo argucias literarias que funcionan muy bien. «La novela está contada como si tuviéramos delante el diario del comisario» en el que va anotando no solo los avances en la investigación del crimen sino también cuestiones de índole más personal. «Bye, bye, Heidelberg, es una novela que resulta muy atractiva y muy entretenida», destacó.



Cerró su intervención mencionando brevemente algunas de las localizaciones donde tiene lugar la acción como por ejemplo, Heidelberg, por supuesto, o Mannheim, ubicaciones de Alemania pero el argumento también nos llevará a Italia. Y así cedió la palabra a Carmen.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...