Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 18 de diciembre de 2017

LAS VOCES DEL MAR Y OTROS CUENTOS de Andrés González-Barba.


Editorial: Samarcanda.
Fecha publicación: diciembre, 2017.
Precio: 14,00
Género: Cuentos.

Nª Páginas:134
Encuadernación: Cartoné.
ISBN: 9788417103330
Autor

Andrés González-Barba (Sevilla, 1974) es un periodista y escritor que debutó en el mundo literario con su novela Los diarios de Regent Street (2010), un homenaje a Sherlock Holmes y a su creador, Sir Arthur Conan Doyle. Posteriormente ha publicado El último tren de la estación del norte (2015), obra a medio camino entre la novela negra y el relato de terror, y El enigma Murillo (2017), una novela gótica ambientada en la Sevilla invadida por las tropas napoleónicas. También es autor de El sueño de Titania (2014), novela juvenil dedicada a su hija Sofía, y del libro de relatos La noche de Lear y otros cuentos navideños (2016). Ha sido, asimismo, finalista del I Concurso Internacional de Relatos Cortos Ciudad de Sevilla por su cuento Las voces del mar

Sinopsis

A través de las doce historias que integran este libro, el lector se adentrará en un universo donde lo cotidiano se somete a un principio de incertidumbre capaz de generar variados estados emocionales. Las voces del mar y otros cuentos muestra el lado más vulnerable de unos personajes que no pueden escapar de la adversidad, aunque traten de rebelarse contra lo establecido. En estos relatos se indaga especialmente sobre la condición humana, desde el amor contemplado en sus más diversas manifestaciones hasta la violencia como signo inequívoco de identidad de los tiempos actuales. A través de estas breves narraciones se puede experimentar el vacío que produce la soledad, el vértigo que se siente hacia lo eterno o el sentimiento de desasosiego de aquél que se ve marcado para siempre por su propio destino.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente de la web de la editorial]

************************************

Andrés González-Barba es periodista de Abc y escritor. Publicó su primera novela, Los diarios de Regent Street, en 2010 y desde entonces no ha parado. Su nombre resuena en mi mente hace tiempo, cuando un amigo común, al que ambos apreciamos mucho, me habló de su labor literaria tras la publicación de El sueño de Titania en 2014. Me fio mucho del criterio de ese amigo pues sabe distinguir lo brillante de lo mediocre, y no solo a nivel literario sino también a nivel humano. Por eso, desde entonces he seguido la pista a Andrés y hasta la fecha he podido disfrutar de varias de sus publicaciones, La noche de Lear y otros cuentos navideños y El enigma Murillo, ambas obras reseñadas en este blog.

La sorpresa fue mayúscula cuando en octubre pasado me anunció que andaba inmerso en otro proyecto, otro volumen de cuentos con el que estaba muy ilusionado y más sorprendente fue aún cuando me comentó que deseaba que lo acompañara en la presentación de esta obra, junto a Fernando Ángel Lumbreras, autor de Percibo Azul. 

Pues bien la presentación tuvo lugar el pasado 5 de diciembre en la Casa de la Ciencia donde, con los nervios a flor de piel pero comprometidos y muy dispuestos, nos personamos Fernando y yo para acompañar a Andrés. Allí se congregaron amigos, familiares y lectores entre los que también figuraban autores y compañeros de letras de nuestra tierra como Francisco Gallardo (La última noche,2012) que anuncia novela en breve, Manuel Machuca (Tres mil viajes al sur, 2016) y Salvador Navarro (El nombre que ya no soy, 2017). 

En primer lugar tomó la palabra Fernando Lumbreras para hacer un resumen de la trayectoria literaria de Andrés, así como para hacernos partícipe de sus impresiones y de las emociones que la lectura de Las voces del mar y otros cuentos le había causado. Tuvo unas palabras muy afectivas para con el autor, ensalzando su capacidad literaria en esta obra e involucró a los participantes en un juego de evocaciones, para finalizar su intervención animando a los asistentes a leer estos cuentos.

Por mi parte, comenté que si su anterior volumen de cuentos estaban dedicados expresamente a la época navideña, en esta ocasión, Andrés retoma el género con  historias más atemporales que no tienen ninguna vinculación directa con la época del año en la que estamos. Las voces del mar y otros cuentos se componen de doce cuentos en total, de diversa índole y de los que me gustaría destacar algunos.

En primer lugar encontramos Las voces del mar, cuento que da título al volumen, muy evocador y cargado de significado, como se entenderá una vez que lo hayamos leído. Para que os hagáis una idea de su sinopsis, os diré que René es el propietario de una tienda de muñecas en una ciudad costera, una tienda a la que acude un matrimonio con una niña de pocos años, una pequeña muñequita tan hermosa como las que el propio René vende en su tienda. La pequeña queda prendada de la muñeca preferida del comerciante, a la que él mismo puso el nombre de Beatriz, y tras la adquisición el matrimonio sigue su camino feliz y ajenos a lo que va a ocurrir en breve, algo que nos impactará mucho. 

Si el título me ha resultado evocador no lo son menos sus propios personajes pues, el padre y la madre de la pequeña, cobijados bajo un paisaje inspirador, aprovechan los momentos de felicidad en familia para rememorar episodios del pasado. Muy brevemente nos adentraremos en los recovecos de sus mentes para conocer parte de su pasado y entender así qué tipo de personas son.

Pero una de las peculiaridades que tiene este relato es que, cuando comienzas a leerlo, o al menos a mí me ha pasado así, en ningún momento te parece que la historia sea contemporánea, salvo  por pequeños detalles y objetos que te van dando pistas y, por supuesto, por los acontecimientos finales de los que prefiero no desvelar nada y que terminarán por situar la historia de manera exacta, hasta tal punto que podemos determinar en qué año, mes, día e incluso hora se producen los hechos narrados. Pero como digo, este cuento, en sus inicios, respira de la atmósfera de antiguos relatos y eso me trasladó al siglo XIX. Me imaginé a un matrimonio ataviado a la usanza decimonónica, probablemente porque en este cuento se advierte que el autor ha bebido de novelistas de ese siglo, como él mismo ha reconocido en más de una ocasión, refiriéndose a Guy de Maupassant como principal referente para la construcción de los cuentos de este libro

Destaco también en este cuento la aparición de unos fragmentos en cursiva que se van intercalando con el texto principal. Al principio no conseguí entender muy bien qué papel jugaban esos párrafos que parecían advertirnos de que algo iba a ocurrir pero una segunda lectura me hizo entender que constituían como esa especie de choros tan propio del teatro griego. Al mismo tiempo que una voz en tercera persona nos van relatando los hechos principales, nos llegan ecos que acotan la escena y comentan lo que está sucediendo.

Las voces del mar es un cuento que os va a sobrecoger. Quizá esa sea la emoción más directa que sentiremos, una historia que nos dejará pensando en lo débiles que somos, en la precariedad de la vida, en cómo todo puede cambiar de un instante a otro, en tan solo cuestión de segundos. Algo de lo que no siempre somos conscientes y que quedará patente en este relato.

Paso a hablaros ahora de El accidente. Estamos ante una historia sencilla pero curiosa que pone en evidencia la importancia del azar y del destino. Como su propio título indica el cuento narra un accidente de circulación en la que uno de los protagonistas queda malherido en una carretera comarcal por la que no transitan muchos vehículos. Temiendo quedar allí sin posibilidad de rescate, el protagonista intenta pedir auxilio a través de su teléfono móvil pero este ha quedado totalmente destrozado tras el impacto. Con el miedo en el cuerpo, al final surgirá una segunda persona, ese salvador en el que el accidentado pone todas sus esperanzas pero que con el que el destino le tiene guardada una sorpresa.

Si hay algo que me gusta de El accidente es que su sencillez es suficiente para aglutinar un buen cúmulo de reflexiones, y que dejan de manifiesto lo insignificantes que somos y no solo eso sino que, la vida, astuta, inteligente y paciente, nos devuelve todo el daño gratuito que hicimos en el pasado, pues cualquier paso que demos conlleva unas consecuencias y no importa el tiempo que haya transcurrido, todo en esta vida se paga. 

Pero si  hay un cuento que me gustó por encima de todos ese fue Aeternum. No puedo más que ensalzar este relato que me ha parecido de una original brutal pues su autor «adopta» a un personaje conocidísimo por todos, un personaje más bien secundario de una historia universal, que Andrés rescata para darle protagonismo y contarnos a su modo cuál podría ser el futuro que le esperaba. Es uno de esos cuentos en los que se manifiesta de manera más sobresaliente ese juego de las adivinanzas al que los autores a veces nos someten, pues desde principio a fin no dejaremos de preguntarnos quién es ese personaje que se define a sí mismo como un ser inmortal, que vagabundea por el mundo y por los tiempos, lamentándose de su destino.  Aeternum me encantó.

Los cuentos que Andrés González-Barba nos regala en este volumen tienen en común la magia que destilan, esa magia de los cuentos de antaño en los que todo podía ocurrir, como si los lectores fuéramos esa Alicia que cruza el espejo y se encuentra con un mundo fantástico, pero también la magia que se produce bajo unas circunstancias concretas, o aquella otra que surge cuando un personaje es capaz de penetrar en el alma de otro y averiguar qué es lo que piensa hacer con tan solo mirarlo a los ojos, o la magia transformada en bondad y amor de un matrimonio que se compadece de otro. Sin duda son cuentos llenos de ternura y emociones palpitantes que nos conmoverán. 

Porque, a través de diversos temas como el terrorismo islámico, el aborto, unas supuestas infidelidades, las crisis matrimoniales o las dificultades económicas, Andrés González-Barba explora el alma humana y escarba en las relaciones personales, ya sean entre dos desconocidos, dos compañeros de trabajo, un hijo y su madre o un marido y su mujer. Son cuentos que ponen de manifiesto las barbaridades que somos capaces de cometer, la absurdez de proyectar una imagen que no concuerda realmente con lo que somos, las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida pensando que son las correctas, la lucha por evitar dañar a las personas que queremos o bien lo que hacemos con tal de recuperar el amor que se ha ido diluyendo con el tiempo... Un sinfín de situaciones dispares pero muy cotidianas que, de un modo u otro, nos alcanza de lleno y con el único propósito de transmitirnos un mensaje, ya sea hacernos entender lo que realmente importa en la vida, el valor de las pequeñas cosas,... De estos textos siempre se puede sacar una moraleja, una lección, porque son, a pesar de su sencillez, sumamente instructivos. 

domingo, 17 de diciembre de 2017

NOVIEMBRE... ¡DE UN VISTAZO! (#11/2017).

Buenos días, andamos dando los últimos coletazos al año con el frío ya pegado a la piel. Sin duda no puede haber mejor época para disfrutar de las lecturas, bien abrigados y pertrechados en un cómodo sofá, donde dejarnos arrastrar por esas fantásticas historias que construyen tantos y tantos novelistas. 

Y antes de que avance más el mes de diciembre, toca echar la vista atrás y hacer balance de lo que fue el mes de noviembre, un mes con algunos altibajos en todos los sentidos pero repletos de lecturas. Así que, allá vamos. 


[Para conocer la sinopsis de los libros expuestos 
solo tienes que clicar en cada título o en los enlaces a las reseñas]


Los comprados

Empezando por los comprados, este mes nuestra elección de Círculo de Lectores recayó en El diablo en Florencia de Óscar Soto Colás, galardonada con el Premio Círculo de Lectores en Novela. No tiene mala pinta esta novela, así que, en cuanto la leamos os comentaré qué tal. 


Los recibidos

No ha estado mal el mes en cuanto a libros recibidos, prácticamente todos con la finalidad de entrevistar a sus autores, que han sido dispares y muy singulares.

De la mano de Plaza & Janés llegó Cuatro millones de golpes de Eric Jiménez. Me habréis leído hablar de este libro y este músico varias veces a lo largo del mes de noviembre y es que, sin duda, ha sido una lectura peculiar. Eric Jiménez es el batería de grupos tan señeros como Lagartija Nick y Los Planetas, a los que nunca he escuchado, todo hay que decirlo, pero Cuatro millones de golpes me ha descubierto la música de estas formaciones y, lo que a mí más me ha impactado, la vida nada fácil de este batería nacido en Granada. Tenéis la reseña del libro ya publicada en el blog. Basta con que pinchéis en el título del libro para acceder a ella. 




La editorial Aguilar nos sorprendió con Surnormal profundo de Manu Sánchez, o sería más certero decir que el autor nazareno, nacido en y orgulloso de su Dos Hermanas natal, una localidad sevillana, quiere contarnos verdades como puños en este libro. No estamos ante una novela sino ante una obra cargada de reflexiones sobre la actualidad contada con ese estilo que caracteriza a Manu. De lectura en pequeñas dosis Surnormal profundo es un libro para hacernos pensar.

Alfaguara vuelve a dar el campanazo con la joven Laura Ferrero que, tras un volumen de relatos, nos regala ahora una joya en forma de novela. Qué vas a hacer con el resto de tu vida es una lectura que no te va a dejar indiferente. Muy arraigada en el entresijo de relaciones que se urden entre padres, hijos y hermanos, es una historia que duele por momentos, donde me he visto muy reflejada. Yo que tú no me la perdería. 





Víctoria Bernando García ha sido un nombre que ha revoloteado mucho a mi alrededor en los últimos tiempos. Son muchas personas, lectores y autores de confianza, que me han recomendado por activa y por pasiva Insomnio, obra ganadora en el IV Concurso de Narrativa Manuel Díaz Vargas que organiza la editorial sevillana Alfar. No he querido saber mucho de esta obra para no contaminarme antes de leerla. Espero hacerlo en breve.

Pero entre las lecturas más sesudas a veces hay que intercalar algo refrescante, alguna historia que te saque la sonrisa y que no te exige mucho esfuerzo. Para ello qué mejor que una nueva aventura de Enfermera Saturada. Satu vuelve a contarnos sus vivencias, en esta ocasión, algo más personales, en Suero de una noche de verano (Plaza & Janés). Siempre me divierten sus ocurrencias, así que la semana próxima os contaré mis impresiones.




Uno de los libros más bonitos que ha llegado a mis manos durante el mes de noviembre ha sido Más allá de mis canciones del cantautor Andrés Suárez. Es un libro lleno de color, con bellísimas ilustraciones, y también colmado de emoción pues en realidad recoge un importante número de canciones que surgieron de las vivencias de este cantante gallego, momentos vitales que él decide compartir con un estilo sumamente poético. Como tampoco es un libro al uso, aconsejo su lectura en pequeños sorbos, acompañada incluso por alguna incursión en Internet para oír la canción en directo. 


Algaida Editores, como cada noviembre, pone en mercado sus novelas galardonas con el Premio Ateneo de Sevilla, así que, desde hace algo más de un mes ya podemos encontrar en librerías Nunca es tarde de Jerónimo Tristante y La torre invertida de Tania Padilla. Creo que van a ser dos buenísimas lecturas con las que voy a disfrutar. Ambas figuran en mi lista de lecturas próximas, así que, si nada se tuerce, no tardaré mucho en contaros qué tal. 

Ediciones B de Books lanzó la nueva novela de Alonso Barán, El arte de morir dos veces. Su sinopsis atrajo mi atención pero no os quiero contar mucho de momento porque es una de mis lecturas actuales y no tardaré en daros a conocer mis impresiones.




Por último, llegó a mis manos Infancias rotas de María Martínez-Sagrera (Editorial Mensajero). Desconozco a través de qué persona o medio me llegó este libro. He revisado mi correo electrónico, mi mensajería en Facebook, Twitter,... y no consigo averiguar nada. También puede ser un despiste mío y en tal caso pido disculpas. De cualquier modo, doy las gracias porque la sinopsis de la novela tiene una pinta estupenda y no descarto hacerle hueco próximamente. Ya os diré. 


Y por último os voy a hablar de un libro que sé con certeza que a muchos no os va a interesar pero lejos de ser uno de esos títulos que yo también descartaría, Píldoras para el alma se ha convertido en una especie de aliado para los momentos de bajón. Recoge este volumen de dimensiones algo más reducidas y editado por Espasa, los tuits del Papa Francisco, recopilados por Juan Vicento Boo. Al principio pensé que sería un libro al que no prestaría atención pero lo he abierto al azar en más de una ocasión y qué queréis que os diga, me ha resultado atractivo, llamativo y casi reconfortante. Así que para mí se ha convertido en una pequeña joya a la que acudo, casi por curiosidad, con cierta frecuencia.

Los ganados

¡Uohhhhhhhh!, grito este mes pues la suerte me ha premiado con dos títulos a los que tenía muuuuuchas ganas. Por un lado, la nueva publicación de Manel Loureiro. Veinte (Ed. Planeta) será una nueva aproximación al autor gallego del que también he leído y disfrutado sus dos novelas anteriores, El último pasajero y Fulgor. Espero no tardar mucho en zambullirme en esta nueva aventura que promete ser muy entretenida.




Por otro lado, Un pequeño favor de Darcey Bell publicado por Suma de Letras. He leído muy buenas opiniones de este libro, así que me llegué una alegría cuando llegó a casa. 

viernes, 15 de diciembre de 2017

EL LIBRO DE LOS LIBROS. HISTORIA SOBRE IMÁGENES de Quint Buchholz.


Editorial: Nórdica Libros.
Fecha publicación:--
 Precio: 19,50 €
Género: Relatos ilustrados.
Nª Páginas:128
Encuadernación: Cartoné
ISBN: 978-84-939938-2-5
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí]


Autor

Quint Buchholz nació en Stolberg (Alemania). Estudió Historia del Arte y posteriormente Bellas Artes en Münich. Desde 1988 escribe e ilustra libros para niños y jóvenes.


Su libro El coleccionista de momentos obtuvo el Premio Bologna Ragazzi Award, el Prix Enfantaisie, el Batchelder Award al mejor libro infantil extranjero del año, siendo incluido en la lista de los diez mejores títulos de libros ilustrados del New York Times Review.

En esta misma colección publicaremos próximamente El libro de los libros.


Sinopsis

En el invierno de 1996, el escritor y editor Michael Krüger envió a cuarenta y seis escritores de diferentes países un número igual de dibujos del gran ilustrador alemán Quint Buchholz. Los dibujos tenían un tema común: el libro. El resultado es este volumen, poco habitual, en el que son los escritores los que ilustran las imágenes. Y los narradores que se prestaron a esta original propuesta son, además, algunos de los mejores del mundo: John Berger, Jostein Gaarder, Milan Kundera, Herta Müller, Orhan Pamuk, W. G. Sebald, Susan Sontag o Charles Simic, entre otros muchos. También hay nueve escritores españoles, y son también magníficos: José Agustín Goytisolo, Javier Marías, Juan Marsé, Carmen Martín Gaite, Gustavo Martín Garzo, Ana María Matute, Eduardo Mendoza, Anna Maria Mox y Javier Tomeo.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente de la web de Nórdica Libros]

************************************


El libro de los libros. No me digáis que el título no os parece atractivo. A mí fue lo que más me llamó la atención cuando me encontré por casualidad con este volumen en uno de los anaqueles de la biblioteca. Externamente no es que resultara muy atractivo, lo podéis comprobar en la foto, pues le falta la sobrecubierta. Sin embargo, al abrirlo me topé con un libro de relatos ilustrados y ahí ya tuve que claudicar. Me gustaba la propuesta, así que se vino a casa.


Sinceramente me esperaba otra cosa, uno de esos libros que nos hablan de otros, nos descubren títulos nuevos e historias fascinantes. No fue así, pero he de reconocer que El libro de los libros es una apuesta singular. Generalmente cuando nos encontramos con un libro ilustrado, las ilustraciones sirven de acompañamiento a una serie de textos, están al servicio de los mismos, son adornos, meros compañeros de viaje. Sin embargo, en este libro la relación se invierte. Tal y como se nos cuenta en el prólogo de la mano del editor y escritor Michael Krüger, nace este volumen a partir de una serie de ilustraciones que Quint Buchholz, un dibujante alemán, envía a la editorial. Se trataba de un conjunto de láminas en las que Quint hace un retrato de la Historia de la Literatura, a través de ilustraciones que representaran el libro de algún modo, ya fuera mostrando hojas de papel, una máquina de escribir, una pluma,... Se les ocurrió entonces enviar esas láminas a escritores de todo el mundo que pudieran construir un relato breve alrededor de la ilustración. Surge así El libro de los libros, cuarenta y ocho ilustraciones acompañadas de cuarenta y ochorelatos escritos por nombres de la literatura nacional e internacional como Elke Heidenreich, Ernst Jandl, Milan Kundera, Javier Marías, Juan Marsé, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute, Eduardo Mendoza, Herta Müller, George Steiner o Antonio Tabucchi, entre otros.

Sin duda es un experimento novedoso pero ¿funciona la fórmula? Bueno, en esto de los relatos es muy complicado que todos los que compongan un libro te gusten y en este caso concreto, funciona en algunas ocasiones y en otras no, porque la verdad es que me he encontrado con textos que no tienen absolutamente nada que ver con la ilustración. Son historias independientes a las que no les veo ninguna vinculación con lo que representa el dibujo. En esos casos existe una total desconexión que desmerece tanto el texto como el dibujo. No obstante, también me ha ocurrido lo contrario, relatos que no tienen nada que ver con la ilustración y que sin embargo me han encantado como el de Amos Oz en Se plantea, pues, una sencilla cuestión, un relato lleno de enumeraciones, de tareas por realizar, una detrás de otra, sin pausa y con prisa, que cansa solo de leer pero que a mí me ha producido un efecto muy positivo.

Por otro lado, también me he topado con relatos que, aún teniendo relación con la ilustración, la historia resulta un tanto forzada e incoherente, como si el desenlace final hubiera sido introducido con calzador para cerrar un círculo cuyos extremos no se unirían nunca ni por asomo. Y es que, como explica W. G. Sebald en La cour d l'ancienne école, no resulta muy fácil inventar una historia que calce con la ilustración propuesta,  aunque el azar pueda echarte una mano. Ese texto en concreto está construido de manera muy ingeniosa. La aparición de una amiga del autor arrojará claves importantes sobre la ilustración construyendo tal circunstancia el relato en sí mismo aunque, el ingenio reside en que nunca sabremos si dicha aparición es real o fruto de la imaginación del autor. Y lo mismo me ocurre con el de George Tabori que, aunque no tiene nada que ver con la ilustración, me ha parecido precioso pues apela a la historia de un sueño, un sueño de amor. 

Sin duda, este volumen ofrece un amplio abanico de impresiones. Hay relatos sumamente maravillosos como el de Eduardo Mendoza, Interpretaciones de una visión, un intento de explicar la ilustración a la que acompaña y lo hace con el sentido del humor que le caracteriza, un sentido del humor que casi diría que roza la burla. Por su parte, George Steiner apela a los recuerdos de su infancia lectora y como cualquier otro lector, rememora esas lecturas que leyó de niño, otorgando al texto un toque nostálgico.

Nuestra querida Ana María Matute recurre a su imaginación para interpretar su ilustración en La propia ausencia. Ella adapta su texto a los elementos que figuran en el dibujo y que soportaría más de una interpretación con lo que tú, lector, puedes tener tu propia teoría. Su relato tiene un toque poético, nostálgico, de viaje interior muy interesante.

jueves, 14 de diciembre de 2017

ENTREVISTA a HÉCTOR CASTIÑEIRA o "Enfermera Saturada" (Suero de una noche de verano).

Imagen relacionadaAutor

Enfermera Saturada se define como una enfermera española que busca hacerse un hueco en la sanidad. Empieza los turnos en planta, baja a la UCI, sube a prematuros y termina en urgencias. Esta enfermera se maneja como pocas en las redes sociales, desde donde a diario decenas de miles de personas ven cómo repasa, con humor y descaro, la actualidad de su hospital y la de cualquier hospital de España.

megustaleer - Suero de una noche de verano - Enfermera SaturadaSinopsis

¿Cansada de los interminables turnos de noche? ¿Tu supervisora no paga el bote del café y desayuna tres veces? ¿No soportas a esa compañera que se esconde en el baño cuando timbra el paciente aislado? ¿Tu tutora te manda tomar tensiones con el manguito que no pega?

¡No sufráis más!

¡La Florence Nightingale de las redes sociales ha vuelto a ponerse el pijama!

Este libro no os sacará de hacer noches, pero al menos hará que las hagáis con una gran sonrisa.

Bienvenidas de nuevo al mundo de la enfermería con humor,
bienvenidas al mundo de Enfermera Saturada.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente de la web de la editorial]


************************************

A estas alturas ya sabemos todos, o casi todos, que tras el nombre de Enfermera Saturada se encuentra Héctor Castiñeira, un joven gallego, enfermero de profesión que un día se le ocurrió comenzar a contar historias del mundo sanitario bajo el prisma del humor. Inició su andadura con La vida es suero y desde entonces no ha dejado de hacernos reír con las ocurrencias de ese personaje que él creó y que le da una vuelta cómica a la vida hospitalaria.

Tras tres libros publicados, Héctor vuelve al ataque con Suero de una noche de verano y aprovechando que venía a Sevilla de promoción, tuve la oportunidad de sentarme a charlar con él. Esto es lo que nos contó.



Marisa G.- Héctor que sepas que me he leído todos tus libros y están reseñado en el blog desde antes de saber que nos íbamos a ver.

Héctor C.- Qué bien.

M.G.- Es más, recientemente me leí Las uvis de la ira y mirando la web de la editorial descubrí que estabas a punto de sacar otro libro.

H.C.- Sí, acaba de salir este Suero de una noche de verano.

M.G.- Bueno pues esto te lo habrán preguntado mil veces pero como es la primera vez que nos sentamos juntos, yo quiero saber cómo surge todo esto de Enfermera Saturada, cómo nace el personaje.

H.C.- Pues mira todo esto empieza en febrero de 2012 y concretamente en Twitter. Yo quería compartir todo lo que veía en el día a día de la profesión, anécdotas con los pacientes, con los familiares, con los médicos,... todo lo que comentas durante el turno y en el relevo con los restantes compañeros pero sin salir fuera. Me parecía una pena no contarlo de alguna manera a las personas ajenas al sector, así que empecé a compartir estas pequeñas historias en Twitter. También pensé que sería mucho más divertido hacerlo a través de un personaje y creé a una enfermera, simplemente por una cuestión de mayoría. En España somos unos trescientos mil enfermeros y enfermeras pero casi el 90% son mujeres, por eso cuando uno piensa en la figura de la enfermería lo asocia a una mujer. Así surge lo de Enfermera y lo de Saturada pues por los contratos, por la precariedad, por la supervisora,... Saturada de todo y por todo. Y así quedó. Para nada pensé que todo aquello diera para publicar un libro y mucho menos que llegara a publicar cuatro...

M.G.- Esta enfermera ha tenido mucho tirón. ¿Y cuáles son las características que la definen? Los que la hemos leído sabemos que es una mujer con mucho sentido del humor, algo cotilla,... ¿no?

H.C.- (Risas) Sí, y un poquito de mala leche también. Satu podría ser cualquier enfermera de cualquier hospital de España, por eso la gente se identifica con el personaje. Es una enfermera eventual y sufre lo que sufrimos todos en su misma situación, los recortes, las eventualidades, el hecho de estar cada día en un hospital o centro sanitario distinto, pero que le gusta mucho su profesión, el trato con el paciente, le gusta cuidar, le gusta llevar el humor a su día a día, a los hospitales porque creo que los conceptos de humor y sanidad deben ir unidos. Cuando uno está ingresado en un hospital, salvo para dar a luz, no está por gusto y por eso es mucho mejor que alguien te atienda con una sonrisa, que te haga sentir mejor. Se hace todo más llevadero. 

M.G.- Llevas ya cuatro libros, ¿temes que se agoten las anécdotas o el mundo sanitario es un pozo sin fondo?



H.C.- Bueno yo llevo una libretita en el pijama donde voy anotando todas estas cosas que se me ocurren o las anécdotas que ocurren en el día a día. Nunca faltan cosas que anotar porque los pacientes suelen venir muy nerviosos al hospital y fruto de ese nerviosismo surgen situaciones curiosas. Así que, entre las cosas que me pasan a mí y las cosas que le pasan a mis compañeras -que por cierto me llaman Satu (risas)- y las que me hacen llegar otras enfermeras a través de las redes sociales tengo material suficiente. Así que al final, el personaje, que empezó siendo mío, ahora es ya un personaje que se alimenta de otras muchas personas.

M.G.- Entonces, todas estas cosas que tú cuentas en los libros tienen un trasfondo real, no es fruto de la invención.

H.C.- No, no. Sí que es real. A ver, está exagerado para hacer reír pero, o me ha ocurrido a mí o a alguna compañera.

M.G.- Bueno pero en este último libro cuentas algún que otro episodio paranormal, como esos timbres que suenan en habitaciones desocupadas.

H.C.- Suceden y más a menudo de lo que te puedas imaginar. Eso me pasó a mí y lo conté una vez en redes sociales y hubo muchos compañeros que me dijeron que les ocurría lo mismo en hospitales distintos. Será el espíritu de algún paciente llamando al timbre.

M.G.- Lo paranormal es que en un hospital público  haya camas libres. (Risas)

H.C.- (Risas) ¡Es verdad! Tienes toda la razón.

M.G.- Héctor, en tus libros hay mucho humor pero también tocas temas serios. En tu profesión estáis muy en contacto con el dolor ajeno, con la muerte y en este libro haces una pequeña reflexión sobre ese tema.

H.C.- Sí, en este libro me apetecía hacer algunas pequeñas reflexiones y reivindicar desde el humor algunas cuestiones que para mí fallan. Cuando uno estudia Enfermería le enseñan los conocimientos científicos que va a necesitar en su trabajo pero no te enseñan cómo enfrentarte a esas situaciones y cómo sobrellevarlas para que los dolores ajenos que sufres, que ves y terminan afectándote, por eres humano, no te los lleves a casa. Un día y otro y otro,... es duro y cada uno tiene que crearse su propio escudo. En mi caso yo me escudo en el humor, reírme hasta de mí mismo, y me apetecía hacer esa reflexión, acercar la profesión a la gente ajena al mundo sanitario.

M.G.- Entiendo. No deber ser fácil. 

Los libros anteriores estaban prologados. El primero por Señorita Puri, el segundo por Luis Piedrahita, el tercero parece que era la propia Enfermera Saturada quien hacía el prólogo... En este has optado por prescindir del prólogo.

H.C.- Sí porque en este libro cambia incluso el formato. En los anteriores había muchos capítulos pero mucho más breves, no tan hilados... En este he querido construir un sueño, como dice el propio título. Ese suero de verano hace referencia a ese sueño, a ese contrato de tres meses de verano que todos los eventuales estamos deseando. Eso para nosotros es un sueño de verano. Así que el libro empieza cuando llaman a Satu le dan el contrato de verano y finaliza el mismo día en que ese contrato se le acaba. Realmente no había lugar a hacer prólogo ni introducción.

M.G.- Y también cambian las ilustraciones porque si no me equivoco en los anteriores eran a dos tintas y en esta ocasión se emplea el color.

H.C.- Sí, efectivamente. A nivel de edición esa es la principal novedad que tiene este libro respecto de los otros. Clara, la ilustradora, ha vuelto a hacer un gran trabajo y verlos a color luce mucho más. Esto ha sido cosa de la editorial y yo encantado.

M.G.- Otra novedad más. Incorporas unos apéndices en plan pasatiempos,...

H.C.- Sí, me propusieron la idea de hacer algo diferente e incluí esas cuatro actividades para volver a cerrar el libro con humor, después de alguna que otra reflexión seria, como ya hemos comentado.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

LA BELLA Y LA BESTIA (ROMANCE - 2017).


Año: 2017

Nacionalidad: EE.UU.

Director: Bill Condon.

Reparto: Emma Watson, Dan Stevens, Luke Evans, Kevin Kline, Emma Thompson, Ewan McGregor, Josh Gad, Ian McKellen, Gugu Mbatha-Raw, Audra McDonald, Stanley Tucci, Hattie Morahan, Adrian Schiller, Chris Andrew Mellon.

Género: Romance. Musical

Sinopsis: Adaptación en imagen real del clásico de Disney "La bella y la bestia", que cuenta la historia de Bella (Emma Watson), una joven brillante y enérgica, que sueña con aventuras y un mundo que se extiende más allá de los confines de su pueblo en Francia. Independiente y reservada, Bella no quiere saber nada con el arrogante y engreído Gastón, quien la persigue sin descanso. Todo cambia un día cuando su padre Maurice (Kevin Kline) es encarcelado en el castillo de una horrible Bestia, y Bella se ofrece a intercambiarse con su padre y queda recluida en el castillo. Rápidamente se hace amiga del antiguo personal del lugar, que fue transformado en objetos del hogar tras una maldición lanzada por una hechicera.


[Información facilitada por Filmaffinity]


************************************

No suelen gustarme mucho los remakes. Siempre pienso que las versiones no alcanzan nunca el nivel de la copia original y en realidad, si la película es exitosa, no deja de ser una manera de arrimarse a la sombra de un árbol frondoso. Por eso cuando lanzaron esta versión de La bella y la bestia no me sentí muy atraída, entre otras cosas porque la versión animada la he visto mil veces (me encanta, y más en estas fechas) y me sé la historia con detalle, incluida las canciones. Pero precisamente por las fechas en las que estamos o vamos a estar en breve, me lo pensé mejor y al final me decanté por verla. ¡Y menos mal! Me ha dejado a-lu-ci-na-da.

A estas alturas resulta absurdo contaros la trama. ¿Quién no conoce la historia de la bella y la bestia? Además, la sinopsis que aporta Filmaffinity es bastante completa. En cuanto al argumento, solo diré que creo que esta versión es bastante fiel a la original en lo esencial, al cuento clásico de Disney, y que, salvo unas cuantas peculiaridades en el personaje de Bella y un par de secuencias, como por ejemplo narrar el pasado y los orígenes de Bella y Bestia, prácticamente todo es un calco. A pesar de ello, no aburre en absoluto. 




Así que, dejando de lado el argumento, habría que centrarse en otras cuestiones. De entrada este largometraje en acción real es sumamente visual. Las primeras escenas, ocurridas durante un baile en el castillo del príncipe, destacan por lo concurrida que son. Arropan a los personajes principales múltiples extras -he leído por ahí que unos 150-, todos ellos muy coordinados, ataviados con ricas vestimentas y elaborados peinados. No cabe duda que la labor de vestuario, maquillaje y peluquería ha tenido que ser de órdago en algunas escenas. Por otro lado cuenta con efectos muy buenos que otorgan el toque mágico a la película como por ejemplo cuando se produce la transformación del príncipe en bestia o viceversa, sin olvidar lo divertido y «reales» que resultan esos objetos inanimados que hablan, cantan y bailan. Adoro a Lumière el candelabro y a su inseparable amigo, Din-Don el reloj y especialmente tierno es la tacita Chip que no se aparta de su madre la señora Potts, la tetera. Y en cuanto a los decorados me han resultado majestuosos. Nada de recurrir a las pantallas verdes sobre las que se puede proyectar cualquier lugar del mundo sino que buena parte del pueblo está construido en sets de rodaje.

En cuanto a los personajes, Emma Watson da vida a Bella, una joven soñadora e ingeniosa a la que todos catalogan como rara avis, independiente, siempre en las nubes, con sus libros que hablan de amor, pero hermosa y sencilla a la vez. Me parece que su papel está muy bien interpretado, aunque lo mismo es demasiado cándida y le falta fuerza. En cualquier caso a mí no me ha decepcionado. Como curiosidad os comento que la actriz exigió introducir algunos cambios en su personaje tal y como se recoge en la web e-cartelera.es: «Siendo tan conocida como es por su lucha a favor del feminismo, la actriz quiso que su Bella no se limitara a ser cortejada por la Bestia, sino a tener parte activa en su destino. Uno de los principales cambios que veremos en Bella es que, en esta versión, ella es la inventora, no su padre». Hay que modernizar los cuentos clásicos y adaptarlos aunque sea ligeramente a nuestros tiempos. De todos modos, a mí este tipo de cosas me resultan indiferentes y no me escandalizan en absoluto.

martes, 12 de diciembre de 2017

Presentación CUATRO MILLONES DE GOLPES de Eric Jiménez.

Autor

Eric Jiménez es el batería de Los Planetas y Lagartija Nick, con quienes grabó junto a Enrique Morente el mítico disco Omega. Durante veinte años consecutivos ha recibido el premio al mejor batería alternativo español. Su historia es la de un hombre que ha estado siempre en la cuerda floja, entre ganar y perder, entre la vida y la muerte, entre la música y la locura.

Resultado de imagen de cuatro millones de golpes me gusta leerSinopsis

Con seis años mi padre me encañonó con una pistola. Ni siquiera recuerdo su nombre.

Con diez ingresé en la Falange porque quería tocar el tambor. Mis mayores influencias musicales han sido la Semana Santa y mi primera hostia, la que me dieron al nacer, quizá la más artística y la menos dolorosa.

Me casé a los dieciséis.

Más tarde empecé a consumir drogas para evadirme.

Debería haber muerto antes de los treinta.

Durante estos cuarenta años he golpeado la batería como la vida me ha golpeado a mí, con todas sus fuerzas.

Pero juro que este no es un libro triste. Os prometo que al leerlo os reiréis y amaréis la música casi tanto como yo.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************

Hace algunas semanas os conté mis impresiones sobre el libro Cuatro millones de golpes de Eric Jiménez (puedes leer la reseña aquí), batería de grupos musicales tan míticos con Lagartija Nick o Los Planetas y precisamente a finales de noviembre recibimos la visita de este músico granadino para contarnos en directo y a capella todo lo concerniente a esta publicación

El acto tuvo lugar en Fnac y estuvo conducido por el escritor Salvador Gutiérrez Solís. Tras los agradecimientos oportunos, Salvador hizo un repaso a la trayectoria musical de Eric Jiménez, mencionado todos los grupos en los que había tocado la batería. Confesó igualmente que para él era un placer presentar este libro, una correspondencia que le debía a Eric pues hace dos años Gutiérrez Solís presentó su novela Biografía Autorizada en Granada, en el bar de Eric Jiménez y de la mano del propio músico.




Salvador se considera un apasionado de la música, un melómano coleccionista de todo libro de rock que se publique y en ellos siempre ha buscado lo que hasta ahora, con Cuatro millones de golpes, no ha encontrado. Para el presentador lo más interesante en este tipo de publicaciones es conocer los entresijos de la música, el concepto de creación, cómo se compone una canción, todos esos secretos que jamás se cuentan. «Esto es algo que siempre he echado en falta en todos los libros de rock que he leído, sin embargo, buena parte del libro de Eric Jiménez se centra precisamente en eso». Por eso comentó Salvador Gutiérrez que este libro es muy sincero porque desvela muchos detalles como por ejemplo de qué manera Eric conecta con la música, cómo vivió la movida madrileña o cómo se gestó el disco Omega junto a Enrique Morente, «un momento muy lúcido del libro y donde Eric se pasa de sincero pues cuenta sus secretos y desvela que su batería no es ni rock ni flamenca sino un encaje de bolillos, para lo que se fijó mucho en el taconeo de los bailaores», afirmó Salvador.


Pero la sinceridad no solo atañe a su faceta musical, también en lo personal es un libro muy honesto«En los libros de rock, cuando el artista habla de su infancia lo hace de manera triunfalista, sin embargo Eric cuenta una infancia muy terrible, tanto que a veces se te corta el cuerpo al leerlo. Aun así, no hay venganza, ni rencor y a pesar de haberlo pasado mal también tuvo sus momentos de felicidad», comentó el escritor. 

Comentando lo divertido que a veces puede llegar a ser esta lectura y la cantidad de anécdotas que podemos encontrar en este libro, finalizó Salvador su intervención recomendándonos esta joya porque «no solo vais a conocer la interiores del mejor batería de este país y de los grupos de los que ha formado parte sino que también te ayuda a comprender como es la vida de un rock star».


A continuación Eric Jiménez dio las gracias a Gutiérrez Solís por sus palabras y por su puesto también agradeció la presencia de los asistentes al acto, e inició su intervención hablando de su infancia. «Nací en un familia humilde de Granada. Soy hijo de madre soltera; mi padre era un terrateniente que siempre estuvo prometiendo a mi madre que se iría con ella pero eso nunca ocurrió. De hecho, y dado que era la época de Franco, nosotros no teníamos libro de familia sino libro de afiliación». Toda aquella situación generó mucha inseguridad en el Eric niño. Comentó que siempre sentía miedo de ser rechazado por otros niños, que no era bien recibido en otras casas. «Sin embargo, tampoco lo pasé tan mal porque realmente yo no era consciente de muchas cosas. Ha sido ahora, cuando soy adulto, con la perspectiva del tiempo, y siendo ya padre cuando me he dado cuenta de la soledad que viví en mi infancia». Por eso cree que la música fue su refugio y a través del público, que ha llegado a admirarlo, a aplaudirlo es como ha ido recuperando la confianza en sí mismo«por eso digo que la música no me ha salvado. A mí me ha salvado el público». En este sentido, considera que Cuatro millones de golpes es un homenaje a su público, un regalo que ha querido hacer a todos sus seguidores aunque también hace un retrato social de España en diversas épocas.


Cargado de emociones, en este libro también se puede encontrar las partes más oscuras del batería. «Tuve una adolescencia casi como la de Courtney Love y Kurt Cobain y aunque muchos amigos se han quedado en el camino, por suerte yo nunca he sufrido adicción a las drogas. No voy a negar que he coqueteado con ellas porque me han servido para eliminar mi timidez y sacar el humor que tenía dentro. Siempre me ha costado relacionarme», confesó.

El acto estuvo plagado de anécdotas y vivencias. Nos explicó por qué se metió en la OJE y la razón no puede ser más sencilla. «Esa gente tenía tambores y yo quería tocarlos. Solo eso. No tenía ni idea de qué significaba esas siglas en realidad», dijo entre risas. Además nos reímos también muchísimo cuando confesó que en su casa se oía todo tipo de música porque por la pensión que regentaba su madre pasaba mucha gente. «Los artistas siempre dicen que de pequeño oían muy buena música en su casa. En la mía no. En la mía se oía Georgie Dann e incluso El conejo de la Loles. Discos patéticos porque mi casa era como la casa de todo el mundo». Y precisamente sobre la pensión Penibética tuvo unas palabras muy emotivas, recordando su infancia, la gente que pasaba por allí. No era más que un niño cualquiera de una ciudad cualquiera.

Confiesa que aún siente pavor a la hora de salir al escenario pero «la batería es una burbuja para mí y dentro de ella no me afecta nada». Influenciado por la Semana Santa, -«me encanta, laicamente»-, comentó que las marchas procesionales le han ayudado a construir nuevos ritmos como le pasó con el disco Omega «que no es una fusión sino un choque de caracteres», alegó.


Y llegado el turno de preguntas, la más evidente era el porqué de este libro justo ahora. Responde en este vídeo.




A mí me interesaba saber cómo se había escrito el libro porque yo también considero que Cuatro millones de golpes es pura sinceridad y está narrado con mucha naturalidad, sin filtro. Eric nos contó que no había existido proceso de escritura sino proceso de grabación. Dado que no tenía tiempo para ponerse a escribir y tampoco se considera con capacidad suficiente para la literatura, «empecé a hacer grabaciones que le enviaba a Holden Centeno. Él se encargaba de escribir los capítulos que luego yo corregía. Hicimos un tándem y si honesto te parece el libro, honestamente te digo que no es un libro escrito sino un libro grabado porque lo que mejor se me da es grabar», desveló.

Reconoce que le hubiera gustado tocar en The Cure, que ha huido del manido Sexo, drogas y Rock&Roll, -«He preferido quedarme con las drogas y el rockn'roll. Si no hablo de sexo es porque es algo de dos y se debe quedar entre dos. En su lugar, hablo del amor»- y que se siente enamorado de Andalucía más concretamente de su Granada natal, lejos de la cual no podría vivir.

Y tras comentar las canciones que más le gustaba tocar se dio por finalizado el acto. Allí dejamos a Eric Jiménez, rodeado de su público que ahora no solo pude escucharlo tocar la batería sino que también puede conocer buena parte de su intimidad con la lectura de este libro.



[Iustraciones e imágenes tomadas de Google]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...