Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 26 de julio de 2017

ES POR TU BIEN (COMEDIA - 2017)



Año: 2017.

Nacionalidad: Española.

Director: Carlos Therón.

Reparto: José Coronado, Javier Cámara, Roberto Álamo, Carmen Ruiz, María Pujalte, Silvia Alonso, Georgina Amorós, Andrea Ros, Miki Esparbé, Luis Mottola, Miguel Bernardeau, Manolo Solo, Luis Callejo, Manuel Burque, María Hervás.

Género: Comedia.

Sinopsis: La peor pesadilla que un padre puede tener con una hija es que ésta crezca y llegue el día en que le presente a su novio, y que éste sea un tipo despreciable que busca una sola cosa de su preciada y amada niñita. Y ese día es precisamente el que les llega a tres padres: a Arturo, a Poli y a Chus. Sus dulces hijas han decidido tirar su futuro a la basura echándose tres novios a su juicio abominables. Así que la única solución es aunar fuerzas para librarse de ellos como sea.


[Información facilitada por Filmaffinity]


************************************

Para qué pasarlo mal si se puede pasar bien. Y encima con este calor asfixiante y estas pocas ganas de hacer nada más que estar tumbado. Porque para esos momentos en los que lo único que te apetece es echar unas risas y distraerte,  sin pensar en preocupaciones y dándote un respiro, Es por tu bien te va a venir genial. Me he reído una barbaridad con esta película a pesar de que leí un montón de críticas en las que la ponían a caer de un burro pero ¿qué queréis almas de cántaro? Si esta película solo pretende entretener y punto. No hay mensaje oculto, ni dobles intenciones, ni cuenta con un afán moralista. Nada de eso, es una película que explota la relación suegro hiperprotector y futuro yerno con situaciones absurdas que solo intentan hacerte reír y os diré que a mí me ha hecho una gracia espantosa quizá porque me relajé y me dispuse a ver una peli con cero expectativas.

Arturo, Chus y Poli son cuñados y padres. Arturo (José Coronado) está casado con Isabel (Silvia Alonso) y es el potentado de la familia. Abogado de profesión y con bufete propio, vive en una casa enorme con un precioso jardín y una gran piscina donde toda la familia se reúne para hacer barbacoas. El matrimonio tiene una hija, Valentina, que también es abogada. Arturo es de derechas, monárquico y representa el típico padre que ha conseguido lo que tiene con el sudor de su frente.

Por su parte Chus (Javier Cámara)  es el marido de Olga (María Pujalte). Es un poco bobalicón y adora a su hija Marta con la que mantiene una relación muy de colegas. Marta es una joven violonchelista con un expediente académico brillante y un futuro prometedor en el mundo de la música. Sus padres están muy orgullosos de ella y presumen de tener una hija muy inteligente.

Por último tenemos a Poli (Roberto Álamo) que está casado con Alicia (Carmen Ruiz). Albañil de profesión, es un tío brutísimo que todo lo arregla a base de mamporros y hostias. Su adorada Saray es ya una mujer independiente económicamente pues trabaja de camarera pero aún sigue viviendo con sus padres. y por ende, su padre la sigue considerando una niña

El problema de Arturo, Chus y Poli surge cuando en la boda de Valentina y Agustínotro colaborador del despacho de abogados, esta deja plantado al novio en el altar para salir corriendo y echarse a los brazos de Alex, un anarquista, un revolucionario, un anti-sistema, un perroflauta, vamos. Entonces el mundo de Arturo se desploma porque la boda de su princesa parece más sueño de él que de ella. Junto a Arturo, también sucumbirán Chus y Poli, pues ambos se enteran que sus adoradas niñas están "en relaciones" con otros dos impresentables. La brillante Marta se ha emparejado con un nini, mientras que Saray está liada con un fotógrafo mucho más mayor que ella, un playboy que encima trae alguna otra sorpresa.

Los tres padres, estos tres "supercuñados" como se auto denominan, tienen miedo de que sus hijas desperdicien su vida y por ello se ponen el traje de superhéroe y orquestarán un plan que lleve al traste las relaciones de sus hijas. El resultado será una comedia loca en la que los tres tendrán que pasar por diversos apuros.


Imagen relacionada

Contar mucho más de Es por tu bien es quitarle toda la gracia. Solo os diré que yo me he reído un montón con las ocurrencias de estos padres gracias a un guion disparatado y a unos diálogos muy divertidos. Y entiendo que si alguien esperaba más llegue a criticarla porque el final es previsible (es una comedia y los finales siempre son felices), porque los personajes están muy estereotipados (es lo que se pretende; es más, los lleva al extremo) o porque las situaciones sean muy tópicas pero es que tampoco se puede esperar más. Bajo mi punto de vista, esta película nos da lo que pretende.

Además cuenta con un reparto estupendo. Ellos son tres pesos pesados y ellas tampoco se quedan atrás. Las interpretaciones de Coronado, Cámara y Álamo me han parecido geniales o será que soy poco exigente. Me he reído un montón con ellos y también con ellas, porque anda que lo que tienen que aguantar las pobres. Los más flojos, los jóvenes. Ni las chicas ni los chicos me han dicho gran cosa aunque destaca un poco más Mikel Esparbé en el papel de perroflauta.

Lo dicho que Es por tu bien me ha parecido muy divertida y me ha hecho pasar un buen rato. No es que sea para tirar cohetes pero considero que es muy decente y cumple con la intención con la que se ha rodado.



Trailer:




[Imágenes e ilustraciones tomadas de Google]

martes, 25 de julio de 2017

ENTREVISTA a LORENA FRANCO (Ella lo sabe).

Autora

Lorena Franco (Barcelona, 1983), es actriz con una larga trayectoria en cine, series de Tv y publicidad a nivel nacional e internacional.

Después de autopublicarse 12 novelas en Amazon que la han convertido en una de las autoras más vendidas, en 2016 su novela La viajera del tiempo (finalista del Concurso Indie de Amazon), se convierte en un fenómeno de ventas sin precedentes en la plataforma y sus otros diez títulos consiguen alcanzar el número uno de ventas en digital a nivel nacional. Ha sido traducida a varios idiomas y su éxito internacional acaba de empezar.

En la actualidad compagina su carrera como actriz con la literatura.


Sinopsis


«Vi irse a María con Víctor el jueves a las dos y media de la madrugada. Él volvió y ella, desde entonces, está desaparecida.» 

La rutina de Andrea, una escritora de thrillers traumatizada por un horrible suceso del pasado y un matrimonio que está a punto de romperse, se ve interrumpida por la inesperada llegada de su cuñado. Víctor es un tipo silencioso y extraño del que no sabe nada.

Su manía de fisgonear a través de la ventana de la cocina la vida de sus vecinos, la llevará a descubrir que una madrugada estival cualquiera, en la calle de la urbanización en la que vive y donde nunca pasa nada, su vecina María se sube en el coche de su cuñado. Él vuelve pero María no.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************


Hace unos días publicaba mis impresiones sobre la novela Ella lo sabe de Lorena Franco (puedes leer la reseña aquí). La verdad es que fue una lectura muy entretenida de la que me gustó especialmente la estructura y la complejidad de los personajes. Pues bien, hoy os traigo una entrevista que he podido realizarle a Lorena desde la distancia. Me interesaba mucho conocer de primera mano qué la mueve a meterse en el mundo literario siendo actriz y cómo se gestó este thriller publicado por Ediciones B que tantas satisfacciones le está dando. Apodada como la nueva reina del Domestic Noir, esto es lo que Lorena Franco nos contó.

Marisa G.- Lorena, he leído por ahí que tu sueño de convertirte en actriz nace cuando ves con once años la película Desayuno con Diamantes pero, ¿cuándo nace la idea de convertirte en escritora?

Lorena F.- Cuando con 20 años leí
La sombra del viento de Carlos Ruíz Zafón y de ahí, entre otras cosas, el guiño y el protagonismo que tiene la novela en Ella lo sabe. Fue una inspiración; desde cómo Zafón dio vida a la Barcelona de los años 40 hasta todo lo que les sucede a sus personajes protagonistas en el transcurso de la historia. Ahí fue cuando me dije: «Yo también quiero contar historias. Mis historias.» Así fue cómo empezó todo aunque aún tarde doce en años en decidirme a publicar y a dar a conocer mis novelas al público. 


M.G.- Once libros publicados en Amazon, ¿cuál de ellos dio el pistoletazo de salida? ¿De qué trataba?  

L.F.- La novena novela La viajera del tiempo, que participó en el Concurso Indie 2016 de Amazon y consiguió ser, entre casi 2000 novelas presentadas, una de las cinco finalistas. A día de hoy, cuando está a punto de cumplir su primer año y en septiembre será re-publicada por Amazon Publishing, sigue siendo uno de los libros más vendidos de la plataforma en España y Bestseller internacional. Con la auto publicación pude permitirme la libertad de experimentar con diversos géneros para llegar a todo tipo de lectores y La viajera del tiempo es fantasía; una historia sobre viajes en el tiempo bajo el punto de vista de dos hermanos muy diferentes entre sí y con unas historias, en sus viajes al pasado, emocionantes, que han encandilado a miles de lectores.

M.G.-Algo muy curioso, la protagonista de Las horas perdidas se llama Paula Hawkins, como la autora de La chica del tren y Escrito en el agua. Como desconozco si esta novela es anterior o posterior a La chica del tren, dime ¿se trata de una casualidad o no?
 

L.F.- No es casualidad. Es posterior a La chica del tren y sí, es en honor a la autora Bestseller, aunque solo quienes han leído Las horas perdidas han podido comprobar el porqué de este “guiño”, ya que es una historia con muchos secretos y muchas mentiras que giran en torno a esta protagonista llamada Paula Hawkins (un nombre, por cierto, muy pegadizo y literario).

M.G.- A Amazon le debes que tu nombre empezara a sonar literariamente hasta el punto de quedar finalista en el Concurso Indie de 2016. Estamos de acuerdo en que este tipo de plataformas suponen un recurso muy importante para los escritores que empiezan pero no todo el que publica en Amazon alcanza una buena posición. Al margen de una buena novela, ¿qué otros consejos darías a los que desean brillar en Amazon? 



 

L.F.- No quedarse con solo una novela publicada. Mucho trabajo, esfuerzo y constancia. Tener un blog, por ejemplo, y escribir a menudo en él. Dar a conocer tus novelas por redes sociales. No se trata de escribir, auto publicar y trabajo hecho. El trabajo de verdad viene después: la promoción. Es importante, en la medida de lo posible, ser constante y tener varios títulos al alcance del lector para así obtener más visibilidad en la plataforma. Encontrar las palabras claves que identifiquen a tu obra y a tu marca como autor, unirte a través de redes sociales a grupos literarios y estar en permanente contacto con otros escritores auto publicados y también, por supuesto, con los lectores. Se lo debemos todo a nuestros lectores.
 

M.G.- Por lo que sé, tus publicaciones se mueven entre la novela romántica, la fantástica, el suspense o el thriller. ¿En qué género te sientes más cómoda?

L.F.- Cada autor lleva en su ADN el género con el que mejor se siente, el que le hace sentir más él mismo. Como te he comentado antes, la auto publicación permite la libertad de experimentar y yo no quise limitarme a un solo género, pero escribir
Las horas perdidas, mi décimo libro auto publicado, marcó un antes y un después en todo esto. Con el tema fantasía, y en especial los viajes en el tiempo, me siento muy cómoda y a la vista está en que he publicado dos novelas sobre el tema: La viajera del tiempo y Lo que el tiempo olvidó. Pero gracias al éxito de La viajera del tiempo que arrastró al resto de títulos a convertirse en los más vendidos, llamó a mi puerta mi editor Pablo Álvarez y tras mantener nuestra primera reunión, tuvimos claro en qué género íbamos a trabajar a partir de ahora con este salto editorial. El suspense y el thriller psicológico es el género que yo, como escritora, llevo en el ADN.
 

M.G.- Ella lo sabe es tu nueva novela, un thriller psicológico que por fin tiene el respaldo de una editorial. ¿Cómo fue el fichaje por Ediciones B?
 

L.F.- Como te digo, todo fue gracias a mi editor Pablo Álvarez. Ella lo sabe estaba ahí. No terminada, pero sí su esqueleto, sus personajes y la trama desde hacía dos años. La sinopsis inicial de lo que ha terminado siendo, con título incluido, era muy diferente a cómo es en la actualidad, claro. Trabajar con una gran editorial como lo es Ediciones B ha sido un gran paso en mi carrera como escritora y, lo más importante, la gente que ha trabajado en la novela y sigue trabajando. Nada me satisface más que estén encantados con este título; saber que les gusta y que lo apoyan 100%.

M.G.- ¿Y cuál es el germen de
Ella lo sabe? ¿Cómo surge la historia?

L.F.- El germen sin lugar a dudas es la auto destrucción, entre muchos otros como la envidia, la malicia y los secretos. El hecho de que, en realidad, nadie conoce a nadie y que, quien menos te esperas, puede ser el/la enemigo/a. Otro germen es la desconfianza, aunque en el caso de
Ella lo sabe, es algo que te puede salvar la vida. La historia surgió con una idea muy simple de la que, aparentemente, no se le puede sacar nada: «un matrimonio en horas bajas y, un día, llega el cuñado». A partir de ahí se desarrolló una trama principal como es la desaparición de la “vecina perfecta”: María, y de las diversas sub-tramas que el lector va encajando como si de un puzle se tratara a través de la narración en primera persona de sus protagonistas, en especial de Andrea y María.
 

M.G.- Esta novela casi se podría interpretar como un homenaje a La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, una novela muy conocida por todos y que tiene un importante protagonismo. ¿Por qué esta novela en concreto?

L.F.- Porque fue la que me inspiró a mí a la hora de escribir. Tiene un significado para Andrea muy especial y, a lo largo de la novela, veremos que también para otros personajes. «¿Y a quién no le gusta
La sombra del viento?», llegan a preguntar entre las páginas de Ella lo sabe. Hay muchos elementos de esta novela que inspiraron en la creación de Ella lo sabe (la calle Santa Anna, una sombra…) y hasta ahí puedo leer.
 

M.G.- ¿Sabes si Carlos Ruiz Zafón ha leído tu libro?

L.F.- Pues no lo sé, la verdad. ¡Ojalá! (jajajaja). Si no lo ha leído, que lo lea próximamente.
 

M.G.- En cuanto a los personajes, creo que trazas un perfil psicológico muy interesante, profundizando bastante en la personalidad de todos ellos, en sus deseos y en sus miedos, ¿cómo fue el trabajo de modelarlos?

L.F.- Debo reconocer que salió solo. Cuando un escritor está inmerso en una historia como me sucedió a mí todo el tiempo que estuve escribiendo
Ella lo sabe, llega un punto en el que sientes la llamada “la locura del escritor”: los personajes te hablan, te indican el camino que deben tomar e incluso qué es lo que quieren decir. La narración en primera persona de cada uno de ellos, aunque a veces lo complicó porque la manera de hablar o explicar la historia debe ser diferente, sí ayudó a la hora de perfilarlos y diferenciarlos en cuanto a emociones y sentimientos. El hecho de tener claro desde el principio, cómo quería que fueran y cómo terminarían dentro de la historia, ayudó también mucho.


M.G.- María y Andrea son las dos protagonistas femeninas principales de la novela. En realidad, no son tan distintas, ¿no? Ambas anhelan amor, cariño, deseo,... ¿Cómo las ves?

L.F.- Anhelan lo que todo el mundo, imagino. Son dos mujeres muy reales que bien podrían estar cerca de ti (ser tu hermana, tu cuñada, tu mujer, tu madre…); una con una apariencia más dejada y la otra más perfecta. Ambas, en el pasado y en el presente, con la intención de ayudarse mutuamente sin saber todo lo que puede conllevar eso. A Andrea la conocemos en el peor momento de su vida y María, tratando de ocultar que su día a día con su marido Carlos no es lo idílico que aparenta de puertas para afuera. Ambas tienen secretos guardados bajo llave que dejarán al lector KO en ciertos momentos, lo cual crea esa adicción por la lectura que me están comentando sobre
Ella lo sabe.
 

M.G.- Me han gustado muchísimo la cantidad de cosas que pasan, los giros que a veces son brutales, el lector va de sorpresa en sorpresa. ¿Cómo te las has apañado para manejar tal cantidad de sucesos?

L.F.- Al igual que con la creación de los personajes también han ido saliendo solos. «Que la inspiración te pille trabajando», dicen. Improvisando, sobre la marcha. Quería una novela con acción y en la que pasasen muchas cosas continuamente; que no diera espacio a la nada o al aburrimiento. Lo he conseguido a base de pensar, pensar mucho… estar haciendo otra cosa y seguir pensando en la trama de
Ella lo sabe. Creo que lo he conseguido, por lo visto, y me alegra mucho que tengáis esa buena sensación sobre el libro.
 

M.G.- A medida que iba leyendo tu novela, me venían a la mente otros libros, La chica del tren, que ya hemos mencionado antes y No confíes en nadie de S.J. Watson. No sé si te gusta que un lector, al menos en mi caso, rememore con tu novela otros best-sellers.
 

L.F.- No me importa en absoluto, y menos si son comparaciones tan buenas. La chica del tren me enganchó de principio a fin, que es lo que os está pasando con Ella lo sabe y eso es genial. No confíes en nadie no he tenido el gusto de leerlo todavía. Son thrillers en los que destaca el subgénero “Domestic Noir” por el hecho de que el lector puede sentirse más identificado con la trama de la investigación, porque las maneja alguien que no es profesional (no es policía ni inspector). Ella lo sabe también tiene como tema central una desaparición, aunque con recorridos, personajes y estilos distintos. En mi caso, aprovecho para decir, yo barro para casa, y doy tanto protagonismo a la ciudad de Barcelona y lugares tan emblemáticos como Las Ramblas, el barrio gótico o la plaza Real. Con eso, espero que los lectores españoles se sientan más cerca de Andrea y del resto de personajes. 

M.G.- La estructura de la novela es un tanto laberíntica, alternando diversos personajes que hablan en primera persona y con varias líneas temporales. ¿Por qué estructurarla así en vez de contar una historia lineal?

L.F.- Para que el lector se sienta más próximo al personaje. La narración, por otro lado, te permite una libertad que en tercera persona no tienes: la de despistar y engañar sin que el lector se sienta ofendido. Con esto no os quiero decir que mis personajes os engañen, pero sí podrían y no pasaría nada. Me gusta explicar mis historias con la voz de los personajes, en mi opinión le da más profundidad a la trama.


lunes, 24 de julio de 2017

EN AUSENCIA DE BLANCA de Antonio Muñoz Molina.

 Editorial: Booket.
Fecha publicación:  noviembre, 2009
Precio: 6,95 €
Género: Novela.
Nª Páginas: 144
Edición: Tapa blanda.
ISBN: 9788432250538
Autor

Antonio Muñoz Molina nació en Úbeda (Jaén) en 1956. Cursó estudios de periodismo en Madrid y se licenció en historia del arte en la Universidad de Granada. Ha reunido sus artículos, reconocidos en 2003 con los premios González-Ruano de Periodismo y Mariano de Cavia, en volúmenes como El Robinson urbano (1984; Seix Barral, 1993 y 2004). Su obra narrativa comprende Beatus Ille (Seix Barrall, 1986 y 1999), El invierno en Lisboa (Seix Barral, 1987 y 1999), que recibió el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura, ambos en 1988, Beltenebros (Seix Barral, 1989 y 1999), El jinete polaco (1991; Seix Barral, 2002), que ganó el Premio Planeta en 1991 y nuevamente el Premio Nacional de Literatura en 1992, Los misterios de Madrid (Seix Barral, 1992 y 1999), El dueño del secreto (1994), Nada del otro mundo (1994), Ardor guerrero (1995), Pleniluo (1997), Carlota Faingberg (2000), En ausencia de Blanca (2001), Sefarad (2001; Seix Barral, 2009), Ventanas de Manhattan (Seix Barral, 2004), El viento de la Luna (Seix Barral, 2006), y La noche de los tiempos (Seix Barral, 2009). Desde 1995 es miembro de la Real Academia Española. Vive en Madrid y Nueva York y está casado con Elvira Lindo.

Sinopsis


Mario lo tiene todo para ser feliz. Tiene trabajo, salud, amigos, pero sobre todo tiene a Blanca en su vida. Sus compañeros de la Diputación se quedan a tomar cervezas después del trabajo y miran a las mujeres que pasan por la calle como si fueran lobos, pero Mario no. Porque, en palabras del autor, «él tenía el privilegio de desear por encima de todas las mujeres a aquella con la que se había casado».

Blanca es el polo opuesto de Mario. Todo lo que él tiene de conformista lo tiene ella de inquieta. Le apasiona el arte, especialmente la pintura, y se pasa la vida de exposición en exposición. 

Tras uno de sus viajes, Mario nota que Blanca ha cambiado. Pero, ¿realmente ha cambiado tanto «su» Blanca o es que se trata de otra persona? ¿Qué hacer, acostumbrarse a vivir en ausencia de Blanca, o rebelarse contra la situación?


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Las novelas de Antonio Muñoz Molina siempre me han parecido un confortable refugio. Guardo un gratísimo recuerdo de las que han pasado por mis manos y ahora, tras escribir su biografía, mi pensamiento se ha quedado prendado de El invierno en Lisboa, un título que me ha parecido muy sugerente y del que me han entrado ganas inmediatas de buscar información. Pero hoy vengo a hablaros de una novela corta que también posee un título alentador y curioso, En ausencia de Blanca

Estamos ante una novela de algo menos de ciento cincuenta páginas, que narrará la cotidianeidad doméstica de una pareja con un final abierto a múltiples interpretaciones y empiezo así, directamente, hablando del final, porque cuando llegas al desenlace de En ausencia de Blanca, un desenlace que ya se anticipa en parte en el primer capítulo, otorgando a la historia un enfoque circular, es inevitable preguntarte qué es lo que ha ocurrido realmente. He leído diversas opiniones en las que me ha parecido vislumbrar distintas hipótesis y curiosamente ninguna de ellas coincide con la mía. Esta es la magia de la literatura. Pero vayamos por parte.

Como digo, la novela se inicia con un primer capítulo que sumerge al lector en una bruma indecisa para provocarnos la misma incertidumbre que sentirá el protagonista en la situación que le toca vivir. Mario se pregunta si la mujer que vive con él sigue siendo su esposa Blanca pues, aunque en apariencia son los ojos de Blanca, la boca de Blanca, la piel de Blanca y la indumentaria de Blanca, hay pequeños detalles que le harán dudar. Y con esas dudas nos adentraremos en el segundo capítulo que se retrotrae al pasado y donde realmente se inicia la historia.

Mario López es un funcionario de la Diputación de Jaén. Delineante de profesión, de familia  humilde y criado en un ambiente rural, dejó su pueblo atrás para mudarse a la capital tras aprobar sus oposiciones. Tiempo atrás conoció a Blanca, una joven sumida en un profundo pozo de drogas y alcohol del que la rescató para convertirse en su mujer. Mario vive única y exclusivamente para su trabajo y su mujer Blanca. Más allá de estos dos ámbitos no hay más mundo, no hay más interés. Jamás se permite un respiro con sus compañeros tras la jornada laboral, pues no hace más que contar las horas para salir corriendo a su casa donde ella lo espera. Si su jefe lo retiene algo más de la cuenta se incomoda, si tiene que acudir a una celebración ineludible no deja de mirar el reloj. Blanca es su universo, su sanctasantórum, el único refugio en el que él se siente a gusto pues no encaja entre sus compañeros que solo se quejan de sus mujeres y hacen bromas soeces, algo que Mario no entiende, ni tampoco encaja con los amigos de Blanca, pseudo-intelectuales que tienen opinión de todo aunque sea una ridiculez. Fuera de la seguridad de su hogar junto a Blanca, Mario se siente un extraño. 

Por su parte Blanca es absolutamente lo contrario. Criada en una familia desahogada, se dedica a la vida contemplativa mientras se escuda en grandes proyectos de trabajo que jamás salen adelante. Es una mujer caprichosa, inestable, voluble e inconstante. En su interior hay ambición, ganas de realizarse, de aprender y enriquecerse culturalmente, pero nada le cuaja porque no sabe ni lo que quiere.


Resultado de imagen de idealizar el amor

¿Cómo es la relación entre Mario y Blanca? Sumisión y entrega serían las palabras que definirían el tipo de matrimonio que conforman esta pareja. Mario depende emocionalmente de Blanca a niveles superlativos. Él la idealiza, la endiosa, le atribuye virtudes que en realidad son defectos y le perdona todo tipo de excentricidades, desánimos y rabietas. Sin embargo ella es incapaz de valorar el amor de Mario y en su lugar le recrimina su sencillez y su falta de ambición, cuando precisamente es la sencillez lo que hace al personaje atractivo porque a Mario no le hace falta mucho para ser feliz. Se basta con estar casado con Blanca, algo de lo que él mismo se sorprende en ocasiones. ¿Cómo es posible que una mujer como ella se haya fijado en él?

Pero, ¿qué es lo que estos dos personajes me han hecho sentir? Digamos que me he sentido en un continuo vaivén. Confieso que me han dado ganas de abofetear a Mario y pedirle que se quiera un poquito, que no se deje manipular por la pérfida Blanca, a quien he cogido una manía espantosa, porque Blanca es una mujer que no valora lo que tiene, que se aburre con todo, que piensa que lo mejor le corresponde por derecho propio pero, por otro lado, Blanca también ha sufrido mucho y tiene un punto de víctima. No voy a negar que en algún momento me he sentido un poco Blanca, una mujer con ansias de aprender y de hacer mil cosas, de indagar en su entorno cultural, de desplazarse hasta el lugar donde la vida bulle en mil actividades. Pintura, música, literatura, teatro... todo le interesa. Y con esa parte de Blanca me he identificado solo que Muñoz Molina la lleva a un extremo que me parece peligroso. Y en ese maremágnum de vitalidad incontrolada que la posee estará siempre Mario, dispuesto y ansioso por conceder a Blanca lo que guste porque él tiene miedo, miedo a perder su punto de anclaje, un temor que se acrecentará cuando Blanca pronuncie con frecuencia un nombre. 

¿Y por qué se pregunta Mario si Blanca sigue siendo Blanca o es una impostora? Bueno, ahí entra en juego lo que comentaba antes de las interpretaciones. Sin ahondar mucho para no destripar la trama, pienso que ella toma una decisión que Mario no está dispuesto a asumir y se crea su propio artificio, un espejismo que nunca podrá compararse con la realidad, de ahí las dudas. Pero esta es una visión muy subjetiva, es la conclusión a la que el texto me ha conducido a mí y a ti probablemente te lleve por otros derroteros.  

En ausencia de Blanca es pura narración, sin apenas diálogos, en solo diez capítulos. Cuenta con una prosa exquisita y selecta, algo pomposa en ocasiones que intuyo pretende acentuar el tono sarcástico e irónico que a veces tiene el texto.  Una lectura pausada que, a pesar de su brevedad, requiere un paseo reposado por sus páginas y que te hace pensar. A mí me hizo reflexionar sobre las relaciones de dependencia, sobre la entrega y la recepción, sobre el amor idealizado y lo que esperamos de él, sobre el paso del tiempo y la caída de la venda que tapaba nuestros ojos pero también me hizo pensar en ese momento en el caes en picado, sin paracaídas, cuando lo que creías que era para siempre se hace añicos. Mario y Blanca no componen una pareja tan disparatada. Más bien lo contrario. Hay muchos Marios y muchas Blancas a nuestro alrededor, incluso nosotros mismos podemos llegar ser ellos.


 
[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


Retos:

-  Autores de la A a la Z

- 25 Españoles
- 100 libros


Puedes adquirirlo aquí:

sábado, 22 de julio de 2017

JUNIO... ¡DE UN VISTAZO! (#06/2017).

El tiempo se me echa encima, ya vamos camino de acabar julio y aún no os comenté qué tal me fue junio.

Pues junio llegó y con él la subida de unas temperaturas a niveles insufribles, achicharrando nuestras neuronas y soportando los estragos del calor a base de aire acondicionado a tope.

El mes de junio es el anticipo de las vacaciones veraniegas lo que implica que todo se ralentiza un tanto. Aún así, a casa llegaron unos cuantos libros interesantes y tuve encuentros geniales con algunos escritores. De todo ello os hablo a continuación.

[Para conocer la sinopsis de los libros expuestos 
solo tienes que clicar en cada título o en los enlaces a las reseñas]


Los comprados

Nuestro pedido de Círculo de Lectores recayó esta vez en La sangre helada de Ian McGuire. Es el libro que pidió mi marido y que ya se ha leído. Dice que....



El primer fin de semana de junio me escapé a la Feria del Libro de Madrid. Tenía muuuchas ganas y aunque pasé un calor infernal, me encantó reencontrarme con amigos y ver personalmente a algunos que solo conozco por las redes sociales.  La Feria del Libro de Madrid me permitió también asistir a un encuentro con el autor Juanjo Braulio del que ya había leído El silencio del pantano, una novela con un argumento atractivo y con Valencia como escenario. 

Braulio acababa de publicar Sucios y malvados con Ediciones B y para hablar de la novela convocó a unos cuantos bloggers en una cafetería de Madrid, así que, para traerme mi ejemplar firmado, me lo compré en la misma feria. Aún no lo he leído. Ni siquiera os he hablado aún de aquel encuentro pero todo se andará. 

Durante mi estancia en Madrid pernocté en casa de un buen amigo, amante de la literatura y muy relacionado también con el mundo editorial. Cada vez que entro en su casa me dedico a cotillear qué libros tiene y encontré uno que llamó inmediatamente mi atención. 1001 películas que hay que ver antes de morir de Steven Jay Schneider es un tochaco tremendo lleno de referencias cinematográficas y con información muy interesante, así que, me dirigí inmediatamente a un centro comercial y lo compré antes de bajar a Sevilla.



Y como ir a Madrid implica pasar obligatoriamente por Cuesta Moyano, no pude resistirme al ver Memorias de un sinvergüenza de siete suelas de Ángela Becerra. Es una novela que tiene bastante tiempo y a cuya presentación asistí en Sevilla (puedes leer sobre el acto aquí). Siempre me ha resultado un libro con un argumento atractivo, así que me lo compré y espero poder hacerle hueco pronto.



Los recibidos

No tantos como el mes pasado (gracias a Dios) pero tampoco ha estado mal la cosa. Para empezar, me hizo mucha gracia recibir el libro de Antonio Resines, Pa' habernos matao. Memorias de un calvo. Vino a Sevilla a presentarlo y me hizo ilusión conocerlo. Aquí os cuento qué tal fue el encuentro.



El encanto de Susana López es una novela que hemos estado viendo mucho últimamente. Me gusta la cubierta y fue toda un sorpresa que Espasa me la mandara a casa. La autora estuvo en Sevilla pero me resultó imposible acudir a la firma de ejemplares porque tenía otro compromiso previo. A ver si puedo hacerle hueco pronto.

De Ediciones B me hicieron llegar una novela a la que tenía muchísimas ganas. La casa del nazi de Xavier Quiroga me venía haciendo ojitos desde que lo vi entre las novedades de la editorial, así que caerá muy, muy pronto.



A través de un amigo en común, tuve la ocasión de conocer al autor Ignacio del Valle en la Feria del Libro de Madrid que, al saber que tenía un blog literario, me comentó que si me apetecía leer alguna de sus novelas se lo comentara sin problema. Por entonces yo no sabía que Ignacio del Valle era el autor de la novela El tiempo de los emperadores extraños, en la que se inspira una de las películas españolas que más me gustan, Silencio en la nieve con Carmelo Gómez y Juan Diego Botto. Estuve mirando la web del autor y descubrí que recientemente había publicado una novela con muy buena pinta, Soles Negros (Alfaguara), así que la leeré antes de que acabe el verano. 


Para llevar a cabo las entrevistas llegaron unos cuantos libros, por ejemplo, Cerbantes, en la casa de Éboli de Álvaro Espina (Suma de Letras). El autor pasó por Sevilla pero al final, por cuestiones personales, no pude llevar a cabo la entrevista. El libro tiene una pinta fantástica y espero poder leer pronto sus casi mil páginas. 



Por otro lado, volvimos a encontrarnos con Fernando de Artacho para hablar de Campanas de duelo (Algaida). Es de las últimas entrevistas que hemos realizado en esta temporada, así que, en cuanto le toque el turno tendréis la charla con el autor y también la reseña. 

De la mano de la editorial Páginas de Espuma me llegó Fantasía Lumpen de Javier Sáez de Ibarra. Se trata de un volumen de cuentos, como no puede ser de otro modo con esta editorial, bastante curiosos. Con su autor me senté a charlar de este libro y de muchas cosas más, una entrevista que verá la luz en breve. 



Fue un lujo poder conocer y charlar con Ray Loriga, el ganador del último Premio Alfaguara de Novela. Rendición es una novela que me ha gustado mucho, diferente y original, no deja indiferente a nadie. Muy pronto, entrevista y reseña.

La última primavera (Runas) es la novela más reciente de Concepción Perea. En cuanto la vi me enamoré de su cubierta. Dado que la autora vive en Sevilla, me gustaría mucho sentarme con ella a charlar sobre esta novela, perteneciente a un género que no acostumbro pero aún así me llama poderosamente la atención.



Ella lo sabe de Lorena Franco (Ediciones B) es un domestic noir, un thriller que he leído recientemente y que me ha gustado bastante, con una estructura compleja pero que ata cabos. Tenéis la reseña aquí.

Los ganados

Un mes poco afortunado pero tampoco es cuestión de quejarse.

viernes, 21 de julio de 2017

MÁS ALLÁ DEL INVIERNO de Isabel Allende.

 
 Editorial: Plaza & Janés
Fecha publicación:  junio, 2017
Precio: 22,90 €
Género: Novela.
Nª Páginas: 352
Edición: Tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 9788401019760
[Disponible en eBook y en audiolibro;
puedes empezar a leer aquí]




Autora

Isabel Allende nació en 1942, en Perú, donde su padre era diplomático chileno. Vivió en Chile entre 1945 y 1975, y ha residido largas temporadas en otros lugares, en Venezuela hasta 1988 y, a partir de entonces, en California.

Inició su carrera literaria en el periodismo, en Chile y en Venezuela. En 1982 su primera novela, La casa de los espíritus, se convirtió en uno de los títulos míticos de la literatura latinoamericana. A ella le siguieron otros muchos, todos los cuales han sido éxitos internacionales. Su obra ha sido traducida a treinta y cinco idiomas. En 2010 fue galardonada en Chile con el Premio Nacional de Literatura y en 2012, en Dinamarca, con el Premio Hans Christian Andersen por su trilogía «Memorias del Águila y del Jaguar».

Sinopsis

A raíz de una tremenda tormenta de nieve en Nueva York, Isabel Allende nos presenta a tres personajes que se hallan en el invierno de su vida: una atrevida mujer chilena, una joven guatemalteca indocumentada y un cauteloso profesor universitario. Pero todos ellos, unidos por una dramática aventura, descubrirán su fuerza interior y el verano invencible que llevan en el alma.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************

Hace mucho tiempo que no me reencontraba con Isabel Allende. Prácticamente desde que publicó Inés del alma mía, que todavía tengo sin leer, no había entrado una novela suya en casa. No sabría explicar la razón, especialmente porque siempre ha sido una autora que me ha gustado y con cuyas novelas he disfrutado. Además resulta que tengo bien cerca una firme defensora de su narrativa, que exhala a los cuatro vientos las bondades y virtudes de las novelas de la autora. Mi sobrina Ana se enfrentó por primera vez a Isabel Allende cuando apenas tenía 16 años. La casa de los espíritus fue la puerta que la condujo a descubrir el mundo que la autora le ofrecía y desde entonces no se ha separado de ella, festejando cada novela que escribe, y encumbrando a la gloria Inés del alma mía como su libro favorito, no solo de la autora, sino de todos los existentes sobre la faz de la tierra.

Así que ya tocaba volver a Allende y lo he hecho con su última novela. Más allá del invierno, que de entrada nos ofrece una cubierta un tanto vintage, en tonos pastel, preciosa y sugerente, me ha parecido una delicia, un caramelo de agradable y de perdurable sabor al que hay que ir quitándole poco a poco el envoltorio para descubrir una historia llena de dulzura, arrojo y coraje.

Richard Bowmaster, un profesor universitario, un tipo frío, sombrío, pesimista, tacaño y taciturno, reside en un edificio de varias plantas y no tiene más compañía que sus cuatro gatos a los que adora. El sótano de la vivienda lo tiene alquilado a Lucía Maraz, una compañera de profesión en la universidad. Ambos tienen una vida un tanto triste y anodina, bastante solitaria, aunque a Lucía le encantaría estrechar lazos con Richard, algo que al casero ni se le pasa por la cabeza. Sus vidas se vuelven más gris si cabe en el momento en el que una tremenda tormenta de nieve asola la ciudad de Brooklyn, dejando a sus habitantes prácticamente incomunicados y sin poder salir de casa. Sin embargo, Richard se verá obligado a abandonar su hogar cuando advierte que uno de sus gatos está enfermo. El amor que siente por los felinos le empujará a coger el coche y encaminarse a una clínica veterinaria. De vuelta tendrá un encontronazo con Evelyn Ortega, una joven silenciosa y tartamuda que por cuestiones que descubriréis con la lectura, se instalará tanto en la vida de Richard como en la de Lucía, alterándola por completo. Los tres emprenderán un viaje, toda una aventura, con un cometido muy peculiar. Mientras llegan a su destino se irán narrando sus vidas, unas vidas llenas de angustias, miserias y calamidades, a la vez que tejen importantes relaciones de amistad y amor para demostrarnos que siempre hay luz al final del túnel.

Bajo mi punto de vista Más allá del invierno tiene dos puntos fuertes. Por un lado la composición de la novela me parece un acierto. De una manera casi mágica se alterna el presente de la novela, que transcurre en Brooklyn y alrededores en el año 2016, con el pasado de Richard, Lucía y Evelyn. Con cada hilo temporal Allende pretende poner el foco de atención sobre una cuestión distinta. Si con el presente, la autora explora el universo de la edad madura del hombre, una edad que comienza a adentrarse en los confines de la vejez donde parece que solo cabe esperar soledad y devastación, el pasado de cada uno de los personaje le permite acercarse y acercarnos a otras cuestiones de mayor calado, como los tiempos de la dictadura chilena, las inmigraciones ilegales a Estados Unidos, la situación política de Brasil o los fantasmas del pasado que acechan al hombre, portador de desdichas personales. Para ello se vale de las experiencias vitales de sus personajes, y este será el segundo punto fuerte de la novela, la construcción de unos personajes, que poco a poco se irán ganando al lector y de los que os paso a hablar.

Resultado de imagen de dictadura chilena


Lucía es oriunda de Santiago de Chile. Acaba de llegar a Estados Unidos para trabajar como profesora visitante recomendada por el propio Richard. Madre de la joven Daniela, Lucía es una mujer fuerte que ha pasado por una terrible enfermedad de la que ya solo queda un recuerdo lejano y que solo le ha enseñado que la vida hay que exprimirla al máximo. Con sesenta y dos años de edad, es una mujer coqueta, inteligente y moderna que se resiste a estar sola y a renunciar al amor por muchas cornadas que este le haya dado en la vida. Lucía será el aliento de esta novela, la mano amiga que el resto de personajes necesita para salir de su atolladero y el torbellino que arrasará con todo. 

Me pasó algo muy curioso con este personaje. En los primeros momentos pensé que se trataba de una mujer joven, una treintañera quizá, por su forma de pensar, por su jovialidad, su coquetería y su modernidad. Sin embargo, entendí que estaba equivocada, que las cualidades que yo percibí en ella no estaban reñidas con la edad en su caso y fue entonces cuando este personaje me gustó mucho más, especialmente porque posee una filosofía de vida que yo admiro y que a mí me gustaría tener. Lucía siente un profundo deseo de vivir la vida, sin dejarse amedrentar por nada ni por nadie. Es la enseñanza que la vida le ha regalado, una vida nada sencilla, con sus tropiezos y sus desgracias. Sin embargo, su firme creencia en el amor, aunque sea tardío, la hace poderosa y a la vez nos transmite esa necesidad de aprovechar el tiempo al máximo, arriesgándose si es necesario, adentrándose en locas aventuras como la que corre en la novela, y dando el primer paso llegado el momento, porque quien no arriesga no gana nunca. Así es Lucía. 

Por su parte, Richard es todo lo contrario a Lucía. Se trata de un hombre que solo se limita a ver pasar los días, en compañía de sus gatos y entretenido con su trabajo. No quiere saber más nada del mundo y de nadie, inmerso en una rutina estricta y metódica. Inicialmente sabemos que algo lo atormenta, motivo por el cual se muestra tan distante y encerrado en sí mismo, pero no será hasta bien avanzada la lectura cuando conoceremos qué le ocurre realmente a Richard. Por eso, al principio nos podrá parecer un individuo desagradable con el que no consigues empatizar pero en el fondo no es más que una coraza. Propenso a la ansiedad y a los ataques de pánico lo que lo obliga a medicarse con frecuencia para soportar los vaivenes de la vida, Richard consigue abrirse a la vida de la mano de Lucía y será el personaje que más evoluciona a lo largo de la novela, no solo en lo que a su personalidad y actitud ante la vida se refiere sino también en lo que respecta a las emociones y sensaciones que él despierta en el lector. Al final, resulta inevitable cogerle cariño cuando descubre que en su interior siguen anidando emociones que creía dormidas o desaparecidas,  cuando consigue perdonarse a sí mismo y darse una nueva oportunidad. Me ha parecido un personaje maravilloso, construido con inteligencia pues el lector modificará sus sentimientos hacia él a medida que lo va conociendo más en profundidad, al menos así me ha ocurrido a mí.  

Por último, Evelyn es una joven guatemalteca asustada y aturdida que trabaja como cuidadora de Frankie, el hijo con parálisis cerebral de la familia Leroy. Los Leroy viven en una gran casa con una buena posición económica, todo gracias al trabajo de Frank Leroy, un hombre violento y huraño que no parece tener una profesión muy honrosa. Con la intención de salir a comprar pañales para Frankie, Evelyn coge el coche familiar con el que posteriormente tendrá el encontronazo con Richard. Ese accidente será el detonante de toda la historia, de la aventura que esos. 

Para mí, Evelyn es el personaje más insulso. Me ha parecido que quedaba más a la sombra, quizá sea porque es una joven retraída, que apenas habla, dejando que el miedo la domine y relegándola a un rincón. Sin embargo no deja de ser un personaje importante a pesar de que, a mi juicio, su protagonismo es inferior al de Richard y Lucía. Y es importante porque ella es el nexo que unirá a los dos adultos, el motivo por el cual ambos se meten en esta aventura, para proteger a la indefensa Evelyn, como haría un padre y una madre, pues los tres casi constituyen una familia, no al uso, pero una familia al fin y al cabo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...